NBA martes 16 de mayo de 2017

Kelly Olynyk y una noche antológica ponen a los Celtics en finales del Este

VIDEO Y ANÁLISIS. Con las semifinales de los Celtics y Wizards emparejadas 3 a 3, el TD Garden de Boston se teñía de verde como vistiéndose de gala para el juego final y noche cumbre de una serie dura y fogueada. El escenario estaba listo para un gran show de basketball, y en una noche de mucha igualdad y frenesí anotador ninguno de los equipos defraudó.

Por Juan Pintos Sumi - @elbuenJuane

Del espectáculo se adueñó el canadiense Kelly Olynyk, quien haciendo el mejor partido de su carrera fue el punto de quiebre de tan disputada eliminatoria, donde finalmente los Celtics hicieron pesar su jerarquía y localía al dejar las cosas 115 a 107. ¡Los Celtics a las Finales del Este luego de 5 años!
      Embed

Tras la eliminación en una serie llena de roces, confrontaciones, enemistades y gran rivalidad, el equipo de Washington reconoció su derrota de manera digna y con caballerosidad sus jugadores se acercaron a los vencedores para felicitar y terminar la serie con abrazos. Ahora los Wizards vuelven a casa y en la capital estadounidense serán recibidos con el orgullo de su gente luego de tan tremenda temporada, donde cayeron con la frente en alta.

AL TODO O NADA
      Embed
Foto: EFE

Luego de estar tan cerca de liquidar la serie los Celtics debían superar varios fantasmas para alcanzar el éxito. La frustración de haber tenido en las manos el triunfo y dejarlo escapar entre los dedos en los últimos segundos del Game 6 hacían que el equipo de Boston necesitara cargar un poco de agua en el desierto, sobre todo considerando que desde el 2012 no disputan una final de Conferencia.

Por su parte, el equipo visitante llegaba a Boston a jugarse la vida y dar el golpe final a una serie que generó una rivalidad tan fuerte que pronto se convertirá en un clásico.

El partido comenzó con impresiones en ambos sectores de la cancha, pero fueron los Celtics quienes distribuían mejor el balón en los primeros minutos, rápidamente el equipo de Boston obtuvo la primera ventaja al sacar un breve parcial de 10-2, que fue cortado por un tiempo muerto de urgencia pedido por Scott Brooks. Los Wizards se lavaron la cara y volvieron a entrar a la pista afinando su precisión, compensaron y se pusieron arriba en el marcador con una racha de 0-10. Subía la intensidad del juego y el TD Garden hacía presión en cada jugada. El primer cuarto terminaría 23 a 27 a favor de los Celtics.

Ambos equipos mantenían la igualdad, el duelo de bases estrellas también seguía parejo; John Wall llevaba 5 puntos y 2 asistencias mientras que Isaiah Thomas llevaba 5 puntos y 3 asistencias. Boston hacía mover su banquillo y Kelly Olynyk ya demostraba síntomas de una gran noche al sumar 12 puntos en la primera mitad. En el segundo cuarto Thomas además de puntos añadía su gran capacidad creadora de juego y los Celtics aprovecharían cada distribución de balón.

El equipo local mantendría una diferencia de 6 puntos pero el despertar ofensivo del visitante hacía que la primera mitad terminara con una diferencia a favor de los Wizards, 55 a 53, nada estaba definido.

TODO PARA LA SEGUNDA MITAD
      Embed
Foto: EFE

La segunda mitad comenzaba con buenos e inspirados minutos de Bradley Beal para adelantar a los Wizards, quien en compañía de Porter dominaban el encuentro, pero pronto vendría la reacción de Marcus Smart con un triple y un alley-op para Jaylen Brown. Hasta la mitad del tercer cuarto ninguno de los equipos fue capaz de sacar una ventaja considerable.

Los Celtics supieron manejar y contener a los Wizards sin dejarlos escapar, manteniendo un margen de 5 a 6 puntos. Pronto el pequeño Thomas y el gran Horford se combinarían con 20 puntos y 4 asistencias para cerrar el cuarto y poner adelante a los Celtics por 85 a 79.

OLYNYK: EL HÉROE FUERA DEL GUIÓN
El banco de los Washington Wizards no estuvo a la altura del encuentro y tan solo sumaron 5 puntos de Bogdanovic en comparación a la banca de los Boston Celtics que combinaron 49 puntos. Una vez que los titulares de Wizards pisaron nuevamente la cancha reaccionarían con un parcial de 0-7, insuficiente para detener la avalancha verde. John Wall perdería su magia en los últimos 19 minutos del encuentro, con 11 intentos y 0 aciertos.


Los Celtics de juego rápido y apabullante en la transición, sobre todo en el contrataque, hicieron una racha de 18-2 para desequilibrar el duelo a su favor en el último cuarto. Los Wizards no aprovecharían la debilidad del oponente en el juego interior y el rebote.

Olynyk desde la banca además de sus 5 rebotes, 4 asistencias y un juego defensivo extraordinario anotaría 14 de sus 26 tantos en el último parcial para convertirse en el factor diferencial y dar el tiro de gracia a los Wizards, quienes morían en manos del jugador menos pensado, el héroe que no estaba escrito en los guiones.
      Embed
Foto: EFE

Final de la serie más atractiva, igualada y emocionante, los Celtics a una nueva final luego de 5 años. Ahora van por los Cleveland Cavaliers de LeBron James.