La ausencia pesa y no hay consuelo que valga

 

En algunos días más y envuelto en poco ánimo por la misma eliminación del Mundial, Paraguay prepara la lista de convocados para el 5 de marzo ante Costa Rica. El amistoso dice poco, es solo para cumplir con la fecha FIFA. El 18 de febrero Víctor Genes dará a conocer los nombres de los jugadores que están en el exterior.

 

Los centroamericanos clasificaron para Brasil e integrarán la serie con Uruguay, Italia en Inglaterra. El rival de la Albirroja participará por cuarta vez de la cita cumbre del fútbol, contando como antecedentes su intervención en 1990, donde cayó en octavos de final, 2002 y 2006, despachado en la zona de grupos.

 

El último enfrentamiento de nuestra selección ante los Ticos data del 11 de agosto de 2010, cuando bajo la conducción del Tata se ganó 2 a 0. La disputa que se avecina es de significación para el cuadro de Jorge Luis Pinto, que cuenta en su agenda con varios juegos de preparación.

 

El actual entrenador fue dos veces técnico de Colombia, dirigiendo a la escuadra de su país en la Copa América 2007 desarrollada en Venezuela. En cuanto a los nuestros, no se puede disimular el escaso interés de la afición deportiva; es que lastimó muchísimo el fracaso en las Eliminatorias.

 

Por eso, tampoco atrae el partido del 1 de junio ante Francia. El ciclo de cuatro mundiales seguidos marcó un rumbo inolvidable. Esta ausencia pesa y no hay consuelo que valga.

 

DEBUT Y DESPEDIDA

 

Lo de Guaraní fue un pestañeo en la Libertadores. Cayó en ida y vuelta ante un rival que no fue superior, pero que sin embargo logró su clasificación. La falta de definición fue clave para el cuadro de Jubero, a lo que se le agregaron jugando de local los desaciertos defensivos.

 

Hace una década (con cuatro participaciones coperas) que el aurinegro no consigue ganar partidos. Allá por 2004, ante el Jorge Wilstermann boliviano, fue victoria en el Defensores por 3 a 1. La racha negativa se mantiene intacta y "haciendo honor" a los resultados adversos, esta no fue la excepción.

 

AL FILO DE LA MEDIANOCHE

 

Con horarios inusuales para nosotros, a las 23.30 se presentan en Colombia, Nacional, primero, y Cerro Porteño después. La Academia viajó el domingo a Bogotá para enfrentar el martes a Independiente Santa Fe, que incorporó a
David Ferreira en las últimas horas, un volante de experiencia y con larga trayectoria, pasando por Brasil, Emiratos Árabes y proveniente de Estados Unidos.

 

Un detalle que favorece al oponente inicial de la conformación paraguaya son los buenos dividendos jugando como local. En el Campín, Santa Fe es muy difícil y de eso es consciente Gustavo Morínigo.

 

El miércoles será el turno de Cerro Porteño ante Deportivo Cali, último campeón y que cuenta en sus filas con el veterano Mondragón, Vladimir Marín, Néstor Camacho y Robin Ramírez.

 

Esta serie es durísima, avalada por títulos como Cali, O'Higgins, ganador del último torneo en Chile, y Lanús, que se llevó la Sudamericana. Los cuatro equipos cerraron un magnífico segundo semestre y ahora deberán rendir tributo a sus conquistas.

 

COMIENZO DE CAMPEONATO

 

Entre el próximo viernes y domingo se cumplirá la primera fecha del Apertura. Este lunes la Divisional programará la jornada donde sobresale el cotejo entre Libertad y Guaraní.

 

12 de Octubre y 3 de Febrero vuelven a la categoría principal partiendo de cero para el promedio, donde el más comprometido es Rubio Ñu, que se las verá en figurillas para mantenerse en la Profesional. El club ñuense deberá esperar una magra gestión de los recién ascendidos y estar esperanzado en un pobre desempeño de Sol y Luqueño.

 

En números la cuestión está así: Sol aventaja con 20 puntos al conjunto hoy dirigido por Pablo Caballero y Luqueño está distante a 27 del albiverde. La diferencia es grande y con ese riesgo el instituto de Santísima Trinidad entrará a la cancha.

 

En cuanto a los pretendientes al campeonato, son siempre los mismos, aunque Nacional y Cerro tendrán "distracciones" por sus encuentros internacionales.