Conmebol martes 27 de septiembre de 2016

La Copa Libertadores se jugará de febrero a noviembre

La Conmebol aprobó cambios importantes en sus competiciones. La Copa Libertadores se jugará de febrero a noviembre, y algunos de los equipos que no clasifiquen a octavos, jugarán la Copa Sudamericana. ¿Cómo sería? Mirá el nuevo calendario.

La Confederación Sudamericana de Fútbol aprobó que a partir de 2017, cambiarán los calendarios de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana como parte de una estrategia integral para promover el desempeño deportivo y potenciar la calidad del fútbol sudamericano.
A través de un comunicado, la Conmebol explicó cuanto sigue:

"En el marco de la agenda de reforma que viene impulsando la nueva Conmebol, el día de hoy la Dirección de Competencias realizará una reunión de trabajo con sus oficinas pares de cada Asociación Miembro para planificar la implementación de los cambios definidos en la estructura de las ediciones 2017 de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana y la armonización de los calendarios de competencia con los torneos locales de cada país.

Los cambios son el resultado de un estudio técnico que la Conmebol viene adelantando desde hace varios meses con la asesoría de consultores especializados con el objetivo estratégico de potenciar la calidad del fútbol sudamericano e impulsar su desempeño deportivo, esto por medio de una estrategia integral que permita generar y reinvertir más valor en su desarrollo y promueva la sustentabilidad de los clubes y las asociaciones miembro.

Entre las reformas, se contempla una modificación en la calendarización de ambas competiciones con el propósito de armonizar los calendarios de los torneos locales de cada país con las competencias continentales de clubes.

"Después de un juicioso análisis de la necesidades y características propias del fútbol sudamericano, hemos decido adoptar un calendario anual para la Copa Libertadores. Por mucho tiempo los clubes han tenido que elegir entre el campeonato local y los torneos continentales, y eso afecta la calidad de ambas competiciones. Esta medida nos permitirá mejorar el desempeño deportivo en los torneos nacionales, proteger a los jugadores y además potenciar la calidad de juego en las copas continentales", explicó Alejandro Domínguez, Presidente de la Conmebol.

Las reformas contemplan pasar, a partir del 2017, de un promedio de 27 semanas a 42 semanas de duración total en el calendario de la Copa Libertadores, que se jugará de febrero a noviembre, mientras que la Copa Sudamericana se jugará a partir de fines de junio y finalizará en diciembre.

Comenzando el próximo año, 10 clubes de la Copa Libertadores que no avancen a los octavos de final tendrán la oportunidad de seguir compitiendo en la Copa Sudamericana. Por otra parte, los campeones de ambos torneos ganarán cupos directos a la fase de grupos de la siguiente edición de la Copa Libertadores.

La reunión de hoy forma parte del proceso de socialización de las modificaciones contempladas dentro de la estrategia integral desarrollada por esta administración para generar y reinvertir más valor en el fútbol sudamericano".

¿Qué te pareció la noticia?
0