Árbitros martes 10 de febrero de 2015

La diferencia de contacto, falta, tarjeta amarilla y roja

Como cada martes, Horacio Elizondo analizó el trabajo arbitral del fin de semana y dejó claro que el desempeño en la fecha 2 fue aceptable. Dijo que hubo errores que influyeron en los partidos y apuntó directamente a la necesidad de cambiar la idea que tienen los árbitros paraguayos sobre las faltas y el uso de las tarjetas.

La idea está clara, Elizondo quiere cambiar el chip del árbitro paraguayo; mirando para afuera; hacia el arbitraje argentino, brasileño o del propio continente europeo.

Pitar menos infracciones y dejar jugar, esa es la consigna; pero para eso hay que cambiar toda la mentalidad instalada desde hace años en los árbitros locales.

Elizondo ve una "idea de faltas" y manejo de tarjetas “muy particular” en el país. Sostuvo que está muy clara la diferencia de nuestro arbitraje con la de las demás ligas. Señaló que es necesario bajar el nivel de las faltas y no confundirlas con el contacto.

El trabajo hoy se centra en no confundir contacto con falta, falta con tarjeta amarilla y tarjeta amarilla con tarjeta roja. “El fútbol es un juego de contacto, no todo contacto es una falta, no son la misma cosa”, apuntó.

UNA FECHA CON ERRORES QUE INFLUYERON

Elizondo reconoció que en esta segunda fecha del campeonato hubo decisiones de árbitros que fueron “errores” que influyeron en los partidos. Entre las jugadas puntuales citó un penal no cobrado a Cerro Porteño por una mano en el área de Santaní. El juez del partido fue Julio Quintana.

Por otro lado levantó el pulgar a Carlos Amarilla por no pitar penal por la mano involuntaria de Raúl Piris en su área, en el juego Nacional-Olimpia.

TENÍAN QUE VER LA ROJA

Siguiendo con la particular forma de mostrar las tarjetas de los árbitros paraguayos, Elizondo sostuvo que así como en ocasiones lo hacen “simplemente por un toquecito, o una jugada imprudente, también lo hacen por un codazo”.

“Es ahí donde tenemos que trabajar mucho, estamos confundidos”, manifestó.

Siguiendo con los temas puntuales, se refirió a las amarillas que vieron Salustiano Candia y Marcos Melgarejo, por sus respectivos codazos. Para Elizondo, ambos tenían que ver la tarjeta roja.

Finalmente, sostuvo que “queda mucha tela por cortar” y que en esta ocasión los jueces no llegaron a los 8 puntos en la evaluación.

El jueves se conocerán a los árbitros para la fecha 3 del torneo Apertura, que tiene como duelo más atractivo el de Luqueño-Cerro Porteño.

¿Qué te pareció la noticia?
0