Selección Paraguaya domingo 03 de abril de 2016

La fortaleza del goleador que va cumpliendo sueños

Darío Lezcano disfruta del éxito alcanzado, sin olvidar las necesidades del pasado. Su virtud, la perseverancia; su aliado, el trabajo. Y así va conquistando sus sueños.

"Cuando llegué acá con nieve y frío dije que de acá no me muevo sin lograr mi objetivo. Pasé algunas  cosas difíciles y no me puedo quejar", recordó Darío Lezcano sus inicios en el fútbol suizo, donde gestó  su fortaleza para lograr su sueño: convertir goles con la  Albirroja.      

El  nacido en Cecilio Báez, Departamento de Caaguazú, es el nuevo ídolo de la Selección  Nacional. A Fuerza  de goles se abrió espacio y ahora comparte la tabla de goleadores con cuatro tantos con el ecuatoriano Caicedo.

PERSEVERANCIA. "Al llegar a la Segunda División cobraba poco; con dos hijos era difícil, pero igual le dije a mi señora que haríamos cualquier cosa para seguir adelante", dijo Lezcano en comunicación con Fútbol a lo Grande, por Monumental 1080 AM.

Antes de eso, tuvo un fugaz paso por Trinidense, donde pudo jugar 11 partidos en Primera y marcar 1 gol, de ahí fue directamente al fútbol suizo, donde pasó mil historias.

SABE DE DÓNDE VIENE. El apoyo que siente de su familia se hace notar en todo el momento. Cuando le toca venir a Paraguay por la Selección, Darío les paga el colectivo y toda su familia viene a  verlo desde su Cecilio Báez natal.

"Sé de dónde salí y quiero continuar así", manifestó Lezcano, orgulloso de su gente y de su pasado.

UN SUEÑO. Las vueltas de la vida hicieron que Raúl Bobadilla  tuviera problemas con una convocatoria y Ramón Díaz lo convocara, siendo que Lezcano venía saliendo de una lesión y jugaba en el Lucern de Suiza. "El profesor Ramón Díaz apostó por mí; gracias a Dios salió bien.                       

Desde chiquito soñaba con jugar en la Selección. Cuando agarré la remera no la quise soltar más, quiero llegar a lo más alto", comentó.

En cuanto al juego ante Ecuador y Brasil, confesó que "había soñado con meter un gol". "Le pasamos por encima a Brasil, lastimosamente aflojamos un poco y nos empataron", refirió.

Nelson Haedo fue su ejemplo

Lezcano confesó que la relación con  Nelson Haedo fue siempre muy cercana porque son casi vecinos. "Me gustaba cómo jugaba y peleaba. Cuando la selección jugaba decía ´yo voy a ser como él´ (por Haedo)", comentaba Lezcano en la extensa entrevist a realizada por Fútbol a lo Grande.     

Haedo, nacido y criado en San Joaquín, mientras que Lezcano en Cecilio Báez, la localidad vecina, en el Departamento de Caaguazú.

Darío quiere marcar su nombre a fuego en la Selección  Nacional, tal como lo hiciera su amigo  Nelson, con quien siempre mantiene una relación muy fluida y hasta le dio consejos cuando tuvo que emigrar  a la Bundesliga, donde ahora juega en el Ingolstadt  04.

Justamente ayer Darío Lezcano se hizo sentir en las redes, en la victoria por 3-0 ante Schalke  04.

El Motochorro marcó el tercer tanto a los 65 minutos, para sentenciar el marcador.

Con esto su equipo llegó a los 36 puntos y se ubica en la mitad de la tabla.