La incapacidad de gol fue un factor determinante

La tempranera eliminación en la Copa América Centenario cerró el ciclo de Ramón Díaz al frente de la Albirroja. Bajos números en resultados y una producción que no convenció fueron determinantes.

El sábado ante EE.UU. mostró voluntad y una entrega enorme, careciendo sin embargo de la definición. A Díaz le costó encontrar la forma de jugar por eso se repitió constantemente tirando centros a la desesperada.

En cuanto a los más hábiles como Miguel Almirón e Iturbe (entró en el segundo tiempo) terminaron chocando contra el frontón americano. No hubo luces ni inspiración. Las situaciones de gol más claras incluso las tuvo Paraguay en el primer tiempo. Almirón se dejó anticipar por el zaguero Brooks y en la otra Guzan paró un disparo de Lezcano. Por entonces el marcador estaba uno a cero para el local.

Nuestra selección tampoco aprovechó la diferencia de hombres en la cancha. El chileno Bascuñán expulsó a los dos minutos del segundo tiempo al defensor Yedlin y a partir de ahí el dominio paraguayo se acentuó, ante un oponente que terminó extenuado y tirando la pelota a cualquier parte. La carencia de ideas y la falta de creatividad hicieron el resto. El cuadro de Ramón no estaba para más. Fue reflejo de su propia impotencia.

  

  

EL SUSTITUTO

Con calma y sin apuros deberá la administración Harrison encontrar al sustituto de Ramón Díaz. Una gestión compleja y delicada para el nuevo presidente de la matriz de nuestro balompié. La elección debe ser precisa, puesto que una mala movida podría agravar el difícil momento que atraviesa la selección.

La Copa América pasó y se debe tener un diagnóstico. Irresoluto para el gol, en lo colectivo pobre y en lo individual dejando cosas positivas: Gómez en defensa, Celso Ortiz y Piris Da Motta para tenerlos en cuenta en la zona media y Almirón en la ofensiva. Otros quedaron en deuda como el juvenil Tonny Sanabria pero no por ello descartable para el futuro. Hay una base de nombres nuevos como Darío Lezcano cuya fortaleza y entrega debe ser aprovechada. El que venga sabrá que hacer con los históricos que no son  muchos pero si respetables. Sin dudas hay varios candidatos a la dirección técnica y no sería raro que nuevamente sea  argentino.

  

  

  

LO QUE VIENE

La ronda clasificatoria para Rusia se reinicia en setiembre, Paraguay enfrentará a Chile en el Defensores del Chaco. Los transandinos de momento no están consiguiendo el nivel alcanzado en el sudamericano de su país cuando por merecimiento se quedaron con el título. Pizzi el nuevo estratega trata de recomponer la línea pero le cuesta. Su referente en el campo es Arturo Vidal.

Posteriormente la Albirroja medirá en el Centenario a Uruguay que duró poco en los EE.UU. y sin que sea pretexto Tabárez había anticipado que su mayor interés estaba en el próximo Mundial y no precisamente en este certamen.

Para octubre la representación nacional verá a Colombia jugando de local y luego a la Argentina en Córdoba. Más adelante, en el mes de noviembre se viene Perú en casa y Bolivia en La Paz. Como se aprecia el tramo más difícil arranca ante la Celeste y habría que revertir la pobre imagen dejada en el país del Norte.

ASOMA MÉXICO

  

De los equipos de la Concacaf, el cuadro azteca el más regular.  El colombiano Juan Carlos Osorio le dio personalidad a sus dirigidos que se plasma en un juego plenamente convincente desde la portería de Ochoa hasta el ataque deslumbrante de Chicharito Hernández. Buen control del balón, velocidad en la proyección y un toque mesurado permiten a México establecer un equilibrio que lo erigen en un serio aspirante a la corona conmemorativa por los 100 años de la Conmebol.   

  

  

  

ROQUE, LO MÁS LLAMATIVO

El experimentado Roque Santa Cruz retorna a nuestro fútbol luego de muchísimo tiempo. El delantero aportará al Torneo Clausura toda su categoría y que no se dude será un atractivo especial. Roque dejó de lado sus intereses económicos para volver al club de sus amores, Olimpia, el que lo vio crecer futbolísticamente transfiriéndolo cuando tenía tan solo 17 años al Bayern de Múnich, en la suma de 6.900.000 dólares. Todo un récord para el mercado paraguayo.