Copa América martes 23 de junio de 2015

La lesión de Ortigoza fue "un golpe muy duro", dice Paulo da Silva

El central Paulo da Silva afirmó que fue "un golpe duro" para la selección paraguaya la lesión del creativo Néstor Ortigoza, aunque confía en que su reemplazo cumplirá en buena forma en el partido de cuartos de final de la Copa América, este sábado contra Brasil.

"Fue un golpe muy duro lo de Ortigoza. Es uno de los jugadores que mejor trata la pelota, da salida, ve pases, esperemos que los estudios hayan arrojado una lesión mínima", manifestó.

El central, dueño del récord de partidos internacionales en la Albirroja, con 126, dijo confiar en la pronta recuperación de otro jugador de la plantilla, el lateral zurdo Miguel Samudio.

"Ojalá que Samudio se integre al grupo. Sabemos que lo de Ortigoza es complicado", declaró.

Da Silva definió a Brasil como un "equipo muy peligroso", aún sin Neymar, que se perderá lo que resta de la Copa América por una expulsión.

El defensa, de 35 años, dijo que el combinado dirigido por Dunga es más resultadista que espectacular.

"El resultado está por encima de jugar bien. Es una selección totalmente peligrosa, de pelota parada maneja muy bien, tiene jugadores desequilibrantes", explicó.

El central, cuyo padre es brasileño, comentó que "hay que hacer un partido perfecto" frente a la Canarinha del mundo y, por su vasta experiencia, pronosticó que unos cuartos de final de un gran torneo se juegan a "matar o a morir".

Psicológicamente, Paraguay está tranquila por "estar entre los ocho mejores" y sus jugadores están "más fortalecidos en cuestión de resultados" después de empatar ante Argentina (2-2) y Uruguay (1-1) y vencer a Jamaica (1-0).

"La Copa América fue pareja. En los papeles no estaríamos entre los ocho mejores, pero la realidad es otra", concluyó el central, que estuvo en la selección paraguaya subcampeona en la anterior Copa América. EFE