Torneo Apertura 2018 miércoles 30 de mayo de 2018

La lucha de Cerro acaba en la República

Cuando parecía que Cerro Porteño ganaba a Luqueño en el Feliciano Cáceres, en el minuto 93 apareció Rubén Monges para marcar la igualdad.

Sportivo Luqueño y Cerro Porteño empataron 1-1 este miércoles por la fecha 20 del campeonato Apertura. Parecía que lo ganaba el Ciclón, pero en el añadido apareció el defensor Rubén Monges para gritar la paridad en la República.

El equipo de Luis Zubeldía tenía que ganar y esperar que Olimpia cayera ante Libertad en el Defensores del Chaco para seguir con posibilidades matemáticas en la competencia. No obtante, el Rey venció al Guma y se consagró campeón del certamen.

EL PARTIDO. El 'Chanchón' imprimió muchas ganas a su quehacer y mostró mejor semblante en todo el primer tiempo. El conjunto dirigido por Héctor Schonhauser fue ordenado, intercaló la marca para cortar el circuito de juego de Cerro, que pese al impedimento impuesto por el rival careció de ideas en la ofensiva.

Luqueño se aproximó en varias ocasiones con hombres de mucha perseverancia como Fredy Bareiro y Osmar Leguizamón. Justamente éste último quebrantó a Antony Silva con un disparo desde la cabecera del área, que exigió al portero azulgrana cuando el juego alcanzaba el primer cuarto (12 m).

El Auriazul se mostró muy entusiasta hasta el segundo cuarto, momento en que perdió a Julio dos Santos por lesión. Su reemplazante fue Luis Matto, un hombre que no tiene la visión del experimentado volante, pero sí un prodigioso remate con el que volvió a dar otro trabajo a Antony.

El elenco de Luis Zubeldía tardó en sentir el pulso del encuentro, pero cuando lo hizo no pudo crear una situación clara de gol. Diego  Churín y Alfio Oviedo tuvieron que ingeniarse para entrar en contacto con la pelota, por lo que el cero no corrió peligro en la etapa inicial.

En el complemento, a 10 minutos del reinicio, Hernán Novick reemplazó al juvenil Kevin Fernández con la idea de aportar un poco de luz al desempeño azulgrana. Y justamente fue el charrúa quien marcó el primer gol del compromiso y puso en ventaja a Cerro pasando la hora de juego (68 m).

A esta altura lo mejor del repertorio luqueño ya había pasado y ya mostraba la cara de anteriores partidos. Schonhauser prescindió del Zorro Bareiro y apostó por Sergio Vergara y con esto el equipo perdió fuerza ofensiva. No obstante, el Auriazul no perdió la fe y encontró la paridad en la última pelota mediante Rubén Monges.