Guaraní martes 05 de mayo de 2015

La medida moral y futbolística de los "leones" de Jubero

Guaraní enfrenta este miércoles la primera parte de la serie que se avista como el mayor desafío en casi dos décadas de tediosa espera. El rival, un consumado en el lid como el Corinthians de Brasil, pondrá a prueba allende al potencial futbolístico del conjunto de Dos Bocas la medida de su moral.

POR ALCIDES BENÍTEZ - @alcyBenitez

El elenco paraguayo está entre los 16 mejores al que clasificó como segundo del Grupo 8 con nueve unidades por detrás del Racing argentino. La historia del Aborigen necesitaba este paso para inyectarse nueva fe, que llegó tras 18 años de haber gastado sus fuerzas en meras intenciones y que por momentos socavó su credo.  

Para este partido la convicción y la rebeldía jugarán un papel clave. El Corinthians exigirá la autoestima al extremo "de los leones de Jubero" y por eso este factor resulta tan importante como la estrategia que diagrama el español. En estos duelos, no hay lugar para el corazón antes que la cabeza en la que una interposición, por más accidental que sea, puede conectarse con el colapso.

Como equipo tiene argumentos suficientes para sacarse esa etiqueta de asequible que se le cuelga en esta previa. Jubero, que lo jugará como una gran final, tiene en sus manos una ofensiva con mucha virtud y si maximiza esa fortaleza, podría dar la sorpresa ante uno de los grandes equipos que tiene la Libertadores, que del repechaje avanzó para liderar el Grupo 2 con 13 puntos.

EL ARGUMENTO: EQUILIBRIO EN EL JUEGO OFENSIVO

      Embed

A los colmillos de la Fiera Fernando Fernández se le suma el destape oportuno de Federico Santander.  Asociando a estos bombarderos los aciertos de Roberto Gamarra, podemos hablar también de un trípode amenazante, que tendrá como opción nada despreciable a Julián Benítez, un estilete que puede usufructuar la jerarquía internacional ganada con Nacional.

A parte de su riqueza ofensiva, el onceno se sopesa en la experiencia defensiva en donde sus integrantes casi en su totalidad ya superaron el linde de los 30 años y la que está liderada por el Emperador Julio César Cáceres. Aunque la mayor preocupación se ciñe en este sitio ya que Luis Cabral, el hombre más veloz de la zaga, no logró superar la rotura en el bíceps derecho y su deserción se da como un hecho.

La otra línea, la del mediocampo, es moderno, aunque incompleto desde que el bajón futbolístico se apoderó de Iván González, pero Jubero tiene a combatientes preparados para cuajar una buena batalla. El centro corresponde a Palau y  Mendoza, dos hombres capaces de combinar el quite y el juego. Esa es la exigencia del fútbol moderno.

Tal vez esta sea la parcela mejor fortificada de Guaraní. Son dos pulmones, dos llegadores de trabajo y buen pie que solventan la estabilidad y al mismo nivel pueden plantar bandera en ofensiva, un signo positivo para el equipo en la antesala de un duelo que necesita coraje para echar los miedos históricos.

EL RIVAL VIENE CON SU ESPERANZA DE GOL

      Embed

LA AMENAZA DE UN GUERRERO. El arma ofensivo del Corinthians es Paolo Guerrero, quien reaparece tras recuperarse de un cuadro de dengue que se le fue diagnosticado en abril pasado. El peruano acumula cuatro goles en la Libertadores y ante la actuación poco convincente de Vagner Love, la esperanza de gol se entraña en el "depredador".

Durante la ausencia del delantero incaico, el Corinthians careció de pólvora en ataque a tal punto que no marcó ninguno en los dos últimos encuentros de la fase de grupos. Los resultados, un empate sin goles ante San Lorenzo de Almagro y derrota 2-0 en el cierre de la fase de Grupos ante Sao Paulo, que supuso el fin de su racha triunfal en la presente competición continental.

La buena sensación sigue con los retornos importantes de Renato Augusto y Elías (seleccionado por Dunga para la Copa América), son vitales para el estilo juego de los de Tite, al que le gusta atacar en el terreno vacío. Jadson, también es otra pieza importante, aunque su especialidad radica en los golpes de pelota quieta.

Este jugador no quiso asumir el favoritismo del conjunto brasileño en esta previa para la que se tiene un discurso preestablecido. "Ningún equipo se instaló en fase de octavos por accidente, lo hicieron por méritos propios. Nosotros tenemos que conseguir el resultado, será difícil, pero no vamos a buscar el empate sin goles. Vamos a atacar y salir a ganar", advirtió el volante.

¿Qué te pareció la noticia?
0