Guaraní viernes 07 de noviembre de 2014

La orden es que Joel Silva corra hasta bajo la tormenta

Joel Silva está sufriendo los embates de la dirigencia de Guaraní tras no llegar a un acuerdo para la renovación de su contrato. Tiene prohibido tocar la pelota y este viernes le hicieron correr bajo la intensa lluvia y el fuerte temporal.

Sin dudas se trata de una situación por la que ningún jugador quisiera pasar. El simple hecho de no aceptar la oferta de Guaraní para renovar su contrato es un "pecado" para la dirigencia y Joel Silva fue apartado del plantel.

Días atrás informábamos que le notificaron que entrenaría con la categoría Reserva, pero finalmente no entrena ni siquiera con los juveniles. La orden es que no toque la pelota y solo corra sin importar las circunstancias.

Este viernes se desató una severa tormenta en el departamento Central y varios puntos del país; algo que generó varios destrozos y hasta hubo muertos y heridos por las descargas eléctricas. También se postergó el partido entre General Díaz y Sportivo Luqueño y los planteles de los distintos clubes no realizaron trabajos a la intemperie.

A pesar de todo eso, Joel Silva debió presentarse a las 6.45 en Ypané y correr bajó la intensa lluvia y sobre un campo lleno de barro. Sin dudas se trata de una actitud reprochable de la dirigencia aborigen desde todo punto de vista.

"Al final es el con el preparador Nelson Ferreira de la sub 20 (con quien entrena). Le llamó el presidente (Juan Alberto Acosta) y le dijo que se encargue de mi todos los días... le dijeron a él que solamente me haga correr, que no toque pelota, que no entre a la cancha. La orden es que no haga nada de fútbol, que solo trabaje físicamente y apartado de todo el grupo", comento muy sereno Silva.

Si bien no es una situación buena ni cómoda, Silva lo toma con tranquilidad, tratando de no cometer ningún error y esperando que pase el mes y medio que le resta de contrato.

"Están buscando que explote, que no vaya a entrenar y cree problema; que agarre el teléfono y acepte su propuesta; esto que hacen ya sobrepasa todo, creo que merezco un poco de respeto por los 10 años que llevo en el club y todo lo que di", dijo a la 730 AM.

Joel Silva es consciente de que es momento de buscar un buen contrato pensando en su futuro y el de su familia. La oferta de Guaraní fue de 50.000 dólares de prima por cuatro años más de contrato y además realizar el pago en cuotas. "Ni siquiera quisieron escuchar cuánto yo quería", señaló Silva.

"No entiendo que ganan con esto, piensan intimidarme de ese lado. Más que nunca no pienso dar marcha atrás, voy a mantenerme firme. Este mes y medio será duro, pero va a pasar rápido", sentenció.

¿Qué te pareció la noticia?
0