Eliminatorias martes 06 de octubre de 2015

La renovación guaraní contra una estructura "europeizada"

Venezuela y Paraguay debutarán en las Eliminatorias sudamericanas este jueves en el estadio Cachamay, de Puerto Ordaz, para iniciar a despejar dudas. La Albirroja lleva mucha juventud en su nómina. La Vinotinto se ha europeizado, pero su antecedente inmediato es poco alentador.

Ramón Díaz llevó más juventud que experiencia a Venezuela para iniciar la puja por una de las plazas para el Mundial de Rusia 2018. En la severa transición y con el problema de la creación siempre en la retina, el técnico argentino insistió este martes que Paraguay será un equipo "súper competitivo" y se verá a uno que "se hará respetar" desde su estreno.

Mirando la nómina, el adiestrador riojano busca añadir a la antigua versión, dinámica y frescura con Derlis González, Hernán Pérez y Óscar Romero, por citar algunos de la savia nueva, para apuntalar el renacer albirrojo. Porque demostrado está que la Selección no se despojará del antiguo valor, el compromiso colectivo, rejuvenecido desde la asunción de Díaz.

Paraguay se dio un par de bocanadas de optimismo en la Copa América, pero sin despejar todas las interrogantes sobre el funcionamiento del combinado nacional. Sobre todo por la imagen final dejada frente a Argentina (6-1)  y por la única victoria ante Jamaica (1-0) lograda en el ciclo de presentaciones en Chile, que deja en rojo la campaña de Ramón.

En frente tendrá un rival que se ha 'europeizado', especialmente en la delantera, aunque los resultados en los juegos amistosos son pocos alentadores. Los de Noel 'Chita' Sanvicente insertaron dudas al tejido del nuevo proceso con una estrepitosa caída ante Honduras (3-0) y la posterior igualdad con Panamá (1-1) en la pasada fecha FIFA de inicios de septiembre.

VENEZUELA: UNA BASE DE INTERNACIONALES
      Embed
De los 24 convocados, solo una decena no juegan en el viejo continente, una situación resaltada por los medios de prensa caribeña. Para este nuevo ciclo sobresalen los llamados del hispano-venezolano Jeffrén Suárez, del KAS Eupen belga, y del ofensivo Christian Santos, del NEC Nijmegen holandés.

Suárez, que jugó en selecciones juveniles de España, tomó la decisión de defender el escudo del combinado venezolano a sus 27 años, tras un periodo largo de espera. Por su parte, Santos, también de 27 años, se ganó la citación tras colaborar con 24 tantos para el ascenso del NEC a la Primera División de la liga holandesa.

Aparte de estos dos puntas, que develarán su nivel en competencias internacionales, los otros nombres del ataque también tienen experiencia europea. Al conocido y experimentado goleador José Salomón Rondón, del West Bromwich Albion de Inglaterra, se agregan Josef Martínez, atacante del Torino de Italia y a Juan Falcón del Metz francés.

Venezuela probó esta base en la pasada Copa América. La estructura comienza con el portero Alain Baroja, del AEK, mientras que en zona defensiva siembran confianza Roberto Rosales, compañero de Roque en el Málaga, Oswaldo Vizcarrondo, del Nantes, Gabriel Cichero y Alexander González, del Sion y Young Boys de Suiza, respectivamente.

La mitad de la cancha sitian Tomás Rincón del Genoa de Italia, acompañado por  Ronald Vargas de AEK y por Jhon Murillo del desconocido Tondela portugués. En este sector no contarán por primera vez en las últimas cuatro eliminatorias con Juan Arango, de 35 años, a quien muchos consideran el mejor deportista venezolano de todos los tiempos.   

Será una prueba de fuego para los mediocampistas ya que tendrán que organizarse sin el ex capitán, al que esperan no echar de menos. En estas condiciones, ambas selecciones harán su estreno el jueves en el estadio Cachampy de Puerto Ordaz, un escenario que tiene un aforo para 42.000 espectadores. El compromiso se disputará a partir de las 18:00.

¿Qué te pareció la noticia?
0