Las estrellas no brillan en América

Lionel Messi, Alexis Sánchez, Edinson Caveni, James Rodríguez ni mucho menos Neymar, los jugadores "europeos" que en mejores condiciones llegaron a esta Copa América no pudieron cumplir con las expectativas al cierre de la fase de grupos.

América se erige en la "enemiga" de los jugadores talentosos que maravillan cada fin de semana en el extranjero. El carácter rudo y el estilo vigoroso, elementos de la mayoría de las ligas sudamericanas, afligen a los líderes deportivos de las selecciones que suelen pasar de la intranquilidad al arturdimiento.

El caso más reciente es el de Neymar Juniors, el astro brasileño, máximo referente y capitán de la Canarinha con a penas 23 años, se desahució ante la marca férrea de los cafeteros, en especial la de Carlos Sánchez, e impulsado por la impotencia pasó de la gresca con sus rivales a los insultos contra el árbitro Enrique Osses para cerrar de la peor manera su estadía en Chile.

El impacto de la suspensión del delantero del Barcelona -cuatro partidos- caló hondo en el espíritu del entrenador Dunga, que después de este incidente pedirá al jugador "menos regate, más fuerza física y responder a las patadas".

Poco lejano de esta situación espectacular, pero siguiendo el carril borroso de las estrellas en esta Copa América se encuentran otros caudillos como Messi, Alexis, Cavani o James. Estos "dueños del gol", depredadores "europeos" no aparecieron todavía con su magnificencia, y sus selecciones tuvieron que solventar sus necesidades en la pólvora de otros hombres de menor quilate.

Leo tiene un gol, de penal, y su injerencia en el juego argentino es casi igual que la de Javier Pastore, y en cuanto a la referencia goleadora se mantiene a la misma altura de Gonzalo Higuaín, con menos cartel y minutos, y por debajo de Sergio Agüero, artillero de la Albiceleste con dos conquistas.

Si Chile depositó todas sus esperanzas en Alexis, es porque el veloz jugador del Arsenal inglés mostró un nivel temerario en la Premier. No obstante aún quedan lecciones por salvar en la Roja, que de no ser por la pegada y el tino goleador de Arturo Vidal, se vería en aprietos mayores.

Por la misma callejula deambula Cavani en Uruguay, y James, en Colombia. Ante la ausencia de Luis Suárez, suspendido por la FIFA por su recordada mordida a Chiellini, Edinson ocupó la dirección ofensiva de los charrúas, pero hasta el momento los galones se llevan juveniles como José María Giménez y un veterano como Cristian Rodríguez.

En la misma sintonía está James que terminó "penando" en el Germán Becker de Temuco ante Perú. El jugador del Real Madrid tiene a Falcao en el ataque, aunque el Tigre de Santa Marta no despunta en su nivel y está agotando el crédito con la exigente hinchada cafetera.

En medio de tremendas obligaciones, estos jugadores van a los cuartos de final con la idea de salvar las cuentas. Los mencionados forman parte de los 128 jugadores de los 276 participantes de la Copa América, lo que representa un 46,4%, de los que juegan en Europa, lugar en donde la mayoría brilla, pero vienen a América "casi sin piernas" por el cansacio y les cuesta sobresalir en un fútbol que premia el despliegue físico.