Fútbol Internacional sábado 22 de octubre de 2016

Las vidas cruzadas de Kevin Gameiro y Luciano Vietto

El delantero francés del Atlético de Madrid Kevin Gameiro y el punta argentino del Sevilla Luciano Vietto se enfrentarán este domingo en el Sánchez Pizjuán después de haber cruzado sus caminos en sentido opuesto durante este verano, del Guadalquivir al Manzanares y viceversa.

En dos operaciones separadas, pero íntimamente relacionadas y anunciadas el mismo día, el 30 de julio, el delantero argentino de 22 años y el francés intercambiaron sus destinos, en situaciones muy diferentes.

Gameiro llegaba al Atlético como refuerzo principal para el ataque de un club que había intentado por activa y por pasiva recuperar al hispano-brasileño Diego Costa, jugador del Chelsea inglés por cuyo regreso suspiraron en el cuerpo técnico rojiblanco durante años, pero que no pudo hacerse, aunque no por falta de deseo del jugador.

"Estoy aquí para ganar títulos: la 'Champions', la Liga, no lo sé... Estoy para ganar títulos y espero que este año sirva para eso", afirmó Gameiro, que llegó al Atlético con tres Ligas Europa en su palmarés consecutivas con el Sevilla y 29 goles en 52 partidos oficiales en su última campaña.

"Lo más importante es que yo estoy aquí ahora, que el club ha elegido y ahora estoy muy contento", agregó un paciente Gameiro, sin perder la sonrisa, sobre las inevitables preguntas acerca de Costa.

Vietto aterrizó en Sevilla con una cesión con opción a compra y dijo que su objetivo era seguir "una referencia" goleadora: los números de Carlos Bacca y Kevin Gameiro, en un club que el argentino definió como "el mejor lugar para que un jugador joven siga creciendo".

El caso del delantero cordobés era bien distinto, ya que no consiguió asentarse en el esquema de su compatriota Diego Simeone y concluyó el ejercicio con tres tantos en 29 partidos. Otro compatriota suyo, el centrocampista Matías Kranevitter, tomó el mismo tren Madrid-Sevilla, también en régimen de préstamo.

La situación para Vietto en este arranque de temporada es diametralmente opuesta. Asentado en un Sevilla en el que ha disputado doce partidos oficiales esta temporada, ya ha igualado los tres tantos de la temporada pasada. Abrió la primera jornada con dos tantos en la goleada por 6-4 al Espanyol, además de otro que le marcó al Eibar.

Los goles en el combinado del argentino Jorge Sampaoli están, además, muy repartidos, con los tres de Vietto, los cuatro de Víctor Machín 'Vitolo' y del francés Wissam Ben Yedder o los tres del argentino Franco Vázquez. Por esto, Vietto también se ha convertido en un buen asistente, con dos pases de gol en este curso.

El arranque también parece positivo para un Kevin Gameiro que ha disputado once encuentros, siete de ellos como titular, y ha marcado tres goles (Alavés, Sporting de Gijón y Valencia), además de haber entregado otras tres asistencias.

La conexión francesa con su compañero Antoine Griezmann ya ha propiciado una cantidad importante de comentarios y ha traspasado las fronteras del Vicente Calderón para llegar a la selección francesa que dirige Didier Deschamps, que llegó a su culmen hace tres semanas con la goleada de 'les bleus' a Bulgaria (4-1) con dos goles de Gameiro y otro de Griezmann, a pase de su compañero.

"Desde que llegué al Atlético, hablamos y estamos juntos. Sobre el campo, tratamos de buscarnos. Los dos somos jugadores rápidos, que buscan espacios para tratan de hacer daño a las defensas rivales. Tratamos de jugar juntos para divertirnos y marcar muchos goles", explicó Kevin Gameiro tras aquel partido.

Su conexión con Griezmann y su perfil de jugador habilidoso, con capacidad de aguantar el balón y dar salida al juego, ha sido otro de los ingredientes para este Atlético más combinativo que se ha visto esta temporada, comandado por 'Koke' Resurrección desde el centro.

Los caminos de Gameiro y Vietto se detendrán mañana en el Sánchez Pizjuán, en hogar del club para el que el punta francés ha anotado 67 goles y dado 17 asistencias en 145 partidos oficiales.

Vietto, al que hizo debutar Simeone en su etapa en Racing de Avellaneda, ha asegurado que no celebrará si anota un tanto al equipo que tiene su propiedad, como tampoco lo haría ante los otros clubes que adornan su trayectoria, como el Villarreal.

"Vidas que dejé cruzadas vienen persiguiéndome", cantaban el madrileño Quique González y el gallego Iván Ferreiro en un tema de 2003. A Vietto y Gameiro sus pasados no les persiguen, sino que les saldrán al paso mañana por la tarde en el Sánchez Pizjuán. En un duelo entre el primero y el tercero de LaLiga Santander. EFE

¿Qué te pareció la noticia?
0