Tu video D10 miércoles 28 de junio de 2017

Leonel Álvarez, el hombre que dejó sin festejo a Olimpia en el 89

VIDEO. El 31 de mayo de 1989, la historia de la Copa Libertadores encontró a Éver Hugo Almeida y Leonel Álvarez frente a frente, en una definición final única.

El nuevo entrenador de Cerro Porteño, el colombiano Leonel Álvarez, fue el encargado de aplicar el tiro de gracia en la final de la Copa Libertadores de 1989. Duro mediocampista, ejemplo de lucha y juego friccionado, la gloria estaba en sus pies.  

Aquella noche, Atlético Nacional había igualado el 0-2 de Asunción y el título continental se definiría desde los 13 metros. La edición número 30 del torneo más importante de América era una caldera.

El equipo dirigido por Luis Cubilla formó con Éver Hugo Almeida; Fider Miño, Gustavo Benítez, Herio Chamas, Roberto Krausemann; Jorge Guasch, Vidal Sanabria, Rafael Bobadilla; Gustavo Neffa, Raúl Vicente Amarilla y Alfredo Mendoza.

Nacional alistó a René Higuita; John Jairo Carmona, Luis Perea, Andrés Escobar, Gildardo Gómez; Leonel Álvarez, Alexis García y cuatro delanteros: Luis Fajardo, Albeiro Usuriaga, Jaime Arango y John Tréllez. Francisco Maturana era el técnico.

Tras hacer una línea recta hacia el balón, Álvarez ubicó el esférico a la derecha de Éver Hugo Almeida. El hoy estratega de Olimpia se lanzó a su izquierda y el conjunto verdolaga se coronaba dejando sin festejo al Decano en el Campín de Bogotá.
      Embed

LA TANDA COMPLETA
      Embed
Al año siguiente, el conjunto franjeado volvería a la final y se consagraría campeón de la Copa Libertadores por segunda vez en su vida institucional. En aquellas semifinales se habían cruzado con el Atlético Nacional, dejándolos afuera por la misma vía: la tanda de penales. Casualmente Almeida falló su tiro, igual que en el 89.

¿Qué te pareció la noticia?
0