Copa Libertadores miércoles 18 de marzo de 2015

Libertad cae en Argentina, pero se mantiene en la cumbre

Libertad cayó 1-0 ante Estudiantes de la Plata después de realizar un partido intenso ante el conjunto argentino. Un gol de Guido Carillo, a 10 minutos del final, echó por suelo el gran desempeño de los gumarelos.

Libertad jugó un extraordinario partido en La Plata ante Estudiantes pero vino con las manos vacías al caer 1-0 ante el elenco local. El primer tiempo fue intenso, peleado y con roces que estuvieron al filo de lo legal. Las ocasiones escasearon con el encuentro instalado en el mediocampo.

En el complemento, el ritmo no se deterioró y el compromiso se jugó de arco a arco en donde aparecieron las majestuosas atajadas de Hilario Navarro y Rodrigo Muñoz. Libertad lució mejor en gran parte de la segunda fracción, pero no pudo convertir, y a 10 minutos del final sufrió el gol de Guido Carillo para echar toda la buena obra del bicampeón paraguayo.

EL PARTIDO. Estudiantes de La Plata y Libertad protagonizaron un primer tiempo sumamente físico que rozó lo legal por el desquite en el Grupo 7 de la Copa Libertadores. El Guma tardó unos minutos en acomodarse en el terreno de juego, pero una vez que hizo pie resistió muy bien la embestida inicial y dio escasas posibilidades al "Pincha", que ante la personalidad del rival, fue agujereado por el nerviosismo y pegó más de la cuenta.

La desconcentración defensiva permitió a Ezequiel Cerutti disfrutar de una chance muy clara ante Rodrigo Muñoz, pero el remate en el minuto de juego salió por arriba. Era un toque de alerta, que rápidamente metió al conjunto paraguayo en el fragor del encuentro. El equipo de Pedro Sarabia empezó a compartir el balón en el mediocampo y también a pensar en el arco de Hilario Navarro con un remate de Santiago Tréllez y otro de Rodrigo López pusieron en evidencia la levantada del Guma.

A los 30', ante un tiro pifiado de Osmar Molinas, encontró al Albinegro en terreno rival con la mayoría de sus tropas y pudo sufrir los efectos de una réplica perfecta iniciada por Cerutti y  que terminó con la ejecución de Sánchez Miño, que Rodrigo Muñoz tapó de una forma extraordinaria.

A estas alturas, Sarabia ya había metido al Demonio Bareiro en detrimento de Óscar Ruiz. El planteo del entrenador rendía sus frutos y la batalla era de tú a tú, que con el correr de los minutos desquició al Pincha. El partido sufrió muchos disturbios. Así Estudiantes empezó a pegar más de la cuenta y ni siquiera cumplieron con el fair play.

En el complemento, el juego no bajó su intensidad y la versión liberteña mejoró en La Plata con la puesta de una estrategia cumplida a rajatabla. Partió las líneas del conjunto argentino con un desdoble extraordinario de Osmar Molinas y Sergio Aquino. En ofensiva siguió martillando. Antonio Bareiro con un cabezazo y Rodrigo López, en dos oportunidades, el segundo a quemarropa contra Hilario acercaron al primer gol.

Estudiantes también contó con ocasiones por intermedio de Guido Carillo y Ausqui salvados por un extraordinario Rodrigo Muñoz. El complemento se jugó a un ritmo infernal y el último cuarto fue favorable para el elenco argentino que encontró el gol mediante Carillo (79 m). La entrada de Luciano Acosta fue decisiva para encarar a una defensa cansada. El tanto fue un golpe duro y premio demasiado alto.

Con este resultado, Libertad y Estudiantes de La Plata se mantienen en lo más alto de la tabla de calificaciones con 7 unidades. El Guma volverá a jugar  por la Copa Libertadores el jueves 9 de abril a las 18:30 ante el Barcelona de Guayaquil en donde con una victoria podrá sellar la clasificación a los octavos de final de la competencia.