Torneo Clausura 2015 lunes 23 de noviembre de 2015

Libertad no pudo con la reacción de Capiatá y queda lejos del título

Libertad y Capiatá empataron 3-3 en un juego con trámite cambiante por la fecha 20 del torneo Clausura.

El partido comenzó con seis minutos de atraso debido a que jugadores de Capiatá amenazaron con no presentarse por falta de pago de salarios. No obstante, el presidente del club Óscar Barreto habló con los futbolistas y pudo solucionar el inconveniente a último minuto.

El comienzo del encuentro fue muy desfavorable para el visitante que en siete minutos sufrió dos goles en un inicio arrebatador del equipo de Éver Almeida. Jorge Recalde y Antonio Bareiro elevaron rápidamente al cuadro local. A poco del final volvió a aparecer el Pollo para firmar la paridad 3-3.

El elenco de Félix Darío León mostró una gran capacidad de reacción y con un juego en conjunto logró remontar, pero en el final se le escapó el triunfo, que pudo ser el quinto consecutivo. Cristian Martínez mostró el camino, luego aparecieron las conquistas de Gustavo Romero y Carlos Martínez.

Con este resultado, el Albinegro acumula 37 unidades y se queda a seis del puntero Olimpia (43) y se despidió de la pelea del título. Por su parte, el rival llega 29 puntos y no renuncia todavía a su sueño de clasificar a su segunda Copa Internacional en la temporada 2016.

EL PARTIDO. Libertad castigó la desconcentración de Deportivo Capiatá, que a raíz del problema no pudo hacer en forma el calentamiento físico y cedió mucho en los primeros minutos. A los siete de juego, el elenco albinegro ya había conseguido dos goles, una renta impensada en Tuyucuá.

El primero llegó a los cinco tras un penal ejecutado por Jorge Recalde, que en primera instancia fue bien tapado por Mario Santilli, pero que en el rebote ya no pudo salvar su arco. Dos después, Antonio Bareiro sacó ventaja de su rapidez y ajustició al portero auriazul con un potente disparo.

El visitante dio muchas concesiones en el sector defensivo y el Guma pudo asestar otro tercer golpe, casi definitivo, pero el cabezazo de Adalberto Román devolvió el travesaño. Todo esto en escasos 9 minutos en el que el cuadro de Félix Darío León se expuso a una goleada histórica.

No obstante, el Escobero tiró de coraje en la Huerta y salió a exponer un fútbol más agresivo en el terreno ofensivo. Muy rápido, a los 13', Cristian Martínez pescó en río revuelto y anotó el descuento para reforzar la autoestima del equipo con un marcador más razonable.

El Auriazul se envalentonó y buscó el empate con otro remate de Irrazábal, el segundo del partido, ya que el primero lo hizo cuando el choque estaba con el marcador en blanco. Con el tiempo el compromiso, cortado con muchas faltas fuertes, se igualó en la exposición futbolística.

Pudo llegar el tercero a favor del local, como darse la igualdad del rival, como sucedió finalmente a los 39' en un contragolpe bien finalizado por Gustavo Romero. El gol fue un premio al credo del Escobero, que una vez asentado demostró todo lo que puede hacer arriba del campo de juego.

El complemento fue mucho más pausado que la fracción inicial. El equipo de Almeida perdió la conexión entre sus líneas y dio el protagonismo a Capiatá. Ambos elencos metieron miedo mediante la pelota parada. A los 55' Irrazábal sacó tejas del arco de Torresagasti, mientras que tres minutos después Jorge González exigió la intervención de Santilli.  

El equipo de León empezó a manejar con precisión de relojero el balón y a jugar muy cerca del arco de Torresagasti. A los 63', una buena jugada entre Cristian López y Julio Irrazábal posibilitó el tercero mediante la embestida de Carlos Martínez.

Tras el gol, Almeida mandó a la cancha a Hernán Rodrigo López en detrimento de Wilson Leiva, quien no hizo casi nada. Con la ventaja a su favor, León puso más ladrillo a su defensa, pero muy cerca del final se le escapó la victoria cuando a los 86' apareció Jorge Recalde para empatar el partido que en el inicio tenía olor a goleada.

¿Qué te pareció la noticia?
0