Olimpia jueves 06 de agosto de 2015

Lo de River no es inédito, Olimpia ya lo consiguió hace 25 años

Aunque no deja de ser una gran hazaña la de River Plate, conseguir los tres títulos más importantes de América de forma consecutiva no es algo inédito como lo sostienen en argentina. Hace 25 años, el club Olimpia ya había levantado 3 copas continentales en un solo año.

Los medios argentinos resaltan la gran hazaña de River Plate, que tras consagrarse campeón de la Copa Libertadores de América 2015, se convierte en el campéon vigente de los tres torneos más importantes del continente, ya que además suma la Copa Sudamericana 2014 y la Recopa Sudamericana que disputó ante San Lorenzo.

Sin dudas se trata de una enorme campaña del equipo de Marcelo Gallardo, que volvió para erigirse como el mejor de América luego de tan solo 3 años de volver a la Primera División del fútbol argentino.

Pero esa hazaña de convertirse en campeón vigente de los tres torneos más importantes del continente no es algo inédito, mucho antes lo consiguió un equipo paraguayo, Olimpia, aunque las copas llevaban denominaciones diferentes.

Ocurrió en 1990. El Decano llegaba por cuarta vez a la final de la Copa Libertadores y tenía enfrente al Barcelona de Ecuador. De local, Raúl Vicente Amarilla y Adriano Samaniego le dieron el triunfo por 2-0 y en la revancha volvió a aparecer Amarilla para que el encuentro termine con el marcador igualado en 1-1 y así convertirse en el campeón de América por segunda vez.

Ese mismo año, el franjeado disputó la Supercopa Sudamericana, considerada como una de las precursoras de la Copa Sudamericana. En primera fase ganó 3-0 precisamente a River Plate de local, y luego cayó por el mismo marcador en la revancha. Esto llevó la definición al punto penal donde el Decano se impuso por 4-3.

A continuación su rival fue otro argentino, Racing Club. En Argentina, el encuentro terminó igualado 1-1, pero en Asunción el equipo paraguayo volvió a ser letal y goleó por 3-0.

Sin dudas, Olimpia se mostraba imparable jugando en casa. Ante Peñarol cayó 2-1 de visita, pero en la revancha se dio un festín convirtiendo 6 goles sin recibir uno solo y así llegar a la gran final.

Y se vino otra goleada, ganó 3-0 a Nacional de Montevideo y en la vuelta le alcanzó con un empate 3-3 para quedarse con su segundo título continental en el año.

Por supuesto, al igual que ocurre ahora con River, al ser campeón de ambos torneos sudamericanos se le adjudicó de forma automática el tercero, en este caso la Recopa Sudamericana, algo que hasta entonces sí era inédito.

      Embed


¿Qué te pareció la noticia?
0