Reportajes Especiales martes 16 de mayo de 2017

Los desafíos de las mujeres en el periodismo deportivo

Así se denominó al último encuentro organizado por la escuela DPeriodistas y donde profesionales como Soledad Franco, Ondina Cantero, Gilda Arrúa y Natalia González dedicaron algunas reflexiones desde sus experimentadas carreras en la comunicación.

Por Pedro Lezcano - @pedritolezkano

En pos de analizar la situación de las mujeres en el oficio del periodismo, del periodismo deportivo en particular, cuatro mujeres, madres y por sobre todo personas de mesuradas trayectorias en la profesión conjugaron ideas en un espacio otorgado por el Instituto de Diseño y Tecnología en Asunción.

Ahí, ante un pequeño auditorio casi repleto por otras congéneres, pero cálido y fuera de imponentes cámaras, las citadas chicas fueron mostrándose abiertas al tema que las convocaba y poco a poco repasaron sus inicios y sus proyecciones para llegar al sitial que hoy ocupan en un mundo en el que todavía la hegemonía la tienen los hombres.

Ondina Cantero rompió el hielo y arrancó su alocución relatando su peripecias desde que tomó marcha de Ciudad del Este hacia la capital del país, algunos años en el tiempo. Actualmente es conductora de radio y presentadora en un importante canal televisivo.

Cantero confesó que desde chiquita siempre empezaba leyendo los diarios por las páginas de atrás y que cuando alegó a sus familiares la idea de encararle al periodismo deportivo recibió varias opiniones no tan positivas, sin embargo no decayó en su propósito. La misma situación se repetiría en la diversas disertaciones de sus colegas.

Recordó también que en sus inicios, referentes de la comunicación le manifestaban con cierto dejo de broma que seguro sus intenciones no eran más que "ver desnudos a los futbolistas en los vestuarios".

Posteriormente instó a la formación profesional como manera de ir acabando con esos prejuicios y culminó señalando que en esta carrera de "resistencia y persistencia" no es real que tengan que mantener relaciones sexuales con los jefes para progresar.

Gilda Arrúa la complementó con la interpelación al público: ¿Por qué nunca se dice que un hombre se acostó con su jefa?

Arrúa, quien fuera jefa de prensa en Libertad y la Albirroja, también habló sobre sus comienzos en el año 1999 y agregó una innovadora premisa: "Yo vivo la vida como si fuera un penal".

Dando a conocer sus 12 pasos en la búsqueda del éxito y recordando con gratitud a sus maestros en el diario Última Hora, entre ellos al profesor Pedrito García quien la motivó a seguir y hacerse camino desde los "mal llamados deportes menores".

Situación que la llevó a dejar de ser la joven que miraba el techo en la redacción para empezar a tomar las riendas de la pasión que la mueve en base a la iniciativa propia, valor que marcaría un antes y un después en la historia del periodismo deportivo local.

A Gilda en la conferencia la precedió Natalia González, periodista y presentadora en La Tele y Noticias Paraguay, quien por su parte soltó un contundente: "Hoy una se gana el respeto a fuerza de trabajo, alma, amor, pasión, dedicación".

Posteriormente, la charla moderada por Laura Morel, destacada periodista desde las letras, selló su impronta final con Soledad Franco. Quizás la mujer más asertiva en el ámbito y quien en varias oportunidades fuera elogiada por sus mismas compañeras de mesa en la noche.

Como bien es sabido, Sole comparte espacio laboral con otras figuras reconocidas para una empresa netamente deportiva. No obstante reveló que todavía siente ciertos nervios a la hora de dirigirse a un auditorio.

Inspirada en su padre, Franco testificó que desde los 6 años deseaba ser relatora de partidos y que desde los 10 años empezó a trabajar en la radio.

Reconoció además que a las mujeres siempre se les exige más y rememoró que en varias ocasiones tuvo que soportar que le pregunten sobre la regla del offside, como esperando que se equivoque para la alegría de los varones.

De igual manera indicó que la cuestión no pasa por una guerra de sexos, sino en que cada uno demuestre lo que es capaz de hacer.

Finalmente dejó en evidencia los desafíos de la mujeres en el periodismo deportivo y sentenció: "Hay que mantener lo que ya se consiguió y pelear por ocupar lugares de toma de decisiones y salarios racionales porque un hombre siempre gana más que una mujer".   

      Embed
Respectiva selfie al final de un encuentro en DPeriodistas. Foto: Richard Ferreira