Los puntos positivos y negativos de la fecha 14

POSITIVO

José Ortigoza brilló con luz propia en la fría y oscura tarde del sábado ante Rubio Ñú y fue el protagonista principal de un Cerro que por momentos recuperó la memoria, especialmente de mitad de cancha hacia adelante. Cuatro puntos encima de Olimpia en la tabla del Clausura, el equipo de Torres tuvo momentos de muy buen juego con la precisión de Fabbro, la simplicidad de Rodrigo Rojas y por supuesto, las condiciones de un Ortigoza que arrancó una ovación total con la definición del primer gol azulgrana.

El que apareció poco, pero muy bien, fue Alberto Contrera, autor de los dos goles del triunfo más importante de Guaraní en los últimos tiempos. Frente a Olimpia, el "Piru" mostró gran categoría tanto con la zurda como con la derecha para batir a Centurión y ubicar a los aurinegros en el tercer lugar de la tabla, con cierta expectativa.

El partido de la fecha se jugó en San Lorenzo y fue victoria de Sol de América, en un juego cambiante y lleno de emociones. El Tito Frutos, autor de dos goles para los azules, recordó sus buenos y viejos tiempos y en la lista de méritos solenses hay que ubicar al arquero Gerardo Ortiz, determinante al atajarle un penal a Trombetta.

NEGATIVO  

Eduardo Aranda vivió una de sus semanas más difíciles con la camiseta de Olimpia, ya que entre el acto fallido de su expulsión frente a Independiente, influyente desde todo punto de vista para la eliminación y el error en el despeje en la acción previa al primer gol de Guaraní, lo mejor que le pudo haber pasado es ya no salir a jugar la segunda etapa frente a los aurinegros, en un ambiente en el que crecían los cuestionamientos hacia su persona por parte de la Preferencia franjeada.

Seguramente la idea habrá sido que Fabio Escobar lo saque del partido a Diego Lugano y no al revés, tal cuál se dio con la expulsión del experimentado delantero. Que dicho sea de paso, dudó en un par de ocasiones disponibles frente al arco azulgrana en una actuación contraproducente para el necesitado Rubio Ñú, con el resultado conocido de la derrota de su equipo y la tarjeta roja recibida tras la fuerte infracción al uruguayo.

Luqueño y Libertad necesitaban el triunfo y se quedaron con las ganas con la igualdad final. Tras una primera etapa aburridísima, las cosas cambiaron en la complementaria y cuando parecía que los gumarelos se llevaban una preciada victoria, el delantero auriazul Ortega marcó el empate que en el frío análisis frustró a ambos. Ya que mientras los luqueños llegaron a su quinto juego sin ganar, en tanto que los de Almeida, fuera de la Copa Sudamericana, permanecen estancados muy lejos de la punta.