Los puntos positivos y negativos de la fecha 9

POSITIVO

Cristian Álvarez se ganó definitivamente a la hinchada de Cerro con el penal que le tapó a De la Cruz y selló el gran triunfo frente a Guaraní. El arquero, que había tenido buenas tapadas en el juego anterior ante Libertad, ostenta un muy buen período de imbatibilidad, con un gran resguardo de la dupla Lugano- Valdez, quienes cada vez se complementan mejor.

El zaguero argentino Cristian Trombetta venía siendo una grata revelación en este competitivo Sportivo San Lorenzo, que aún sueña con la permanencia, comprometida por la pésima campaña del torneo Apertura. Trombetta, no sólo marcó el gol de la merecida igualdad, sino que mostró mucha clase para salir desde el fondo y generar varias situaciones ofensivas a sus compañeros, ratificando con creces la muy buena imagen que lo vino precediendo.

Y una tarde apareció Brian Montenegro. En este Nacional que da lucha en la Sudamericana y había tocado fondo en aquella goleada contra Guaraní, el delantero marcó un golazo en Villa Elisa y estuvo muy atento en el rebote del penal ejecutado por Riveros, para llevarse todos los méritos del triunfo frente a Sol, en el que también sobresalió Ignacio Don en el arco académico.

NEGATIVO

Olimpia sorprendió de la peor forma a sus cinco mil hinchas que fueron a alentarlo a Sajonia en el choque ante San Lorenzo. Desde el inicio en sí, los franjeados se vieron sobrepasados en todas las líneas por un rival concentrado y activo por los costados. Fue tan devaluada la imagen del equipo de Arce, que el propio entrenador tomó la decisión de sacar al influyente Salgueiro en plena etapa inicial, para reforzar la marca con la inclusión de Vargas, mostrando una excesiva cautela hacia la saludable propuesta rival, en un acto llamativo visto desde cualquier ángulo, atendiendo la diferencia de jerarquía, bien manifiesta entre uno y otro equipo.

Con su derrota ante Cerro, Guaraní parece perfilarse definitivamente a la lucha en la tabla acumulativa, en la que a diferencia de la del Clausura, aún está bien ubicado. Varios aspectos, como la llamativa suplencia de Julián Benítez, la descalificadora agresión de Maldonado a Fabbro, causante de la expulsión del defensor, más la reiterativa falta de puntería para ejecutar un penal a favor, quedando esta vez la fallida definición a cargo de De la Cruz. Sobre este punto, las explicaciones que sindican a Julio Cáceres como el penalero del equipo, nuevamente fueron bien dudosas, ya que de los últimos tres penales malogrados por los aurinegros, en ninguno participó el experimentado defensor.

Cuando parece que Sol se va a meter en la lucha, siempre asoma un adversario que lo devuelve a la medianía de la tabla. Esta vez ese rival fue Nacional, que venía ajetreado por la presentación a mitad de semana en Quito, un motivo que no sirvió para que los azules sacarán diferencia, más allá del penal fallado por Santiago Salcedo en el final del juego, que apenas hubiera significado la igualdad.