Mundial de Clubes sábado 19 de diciembre de 2015

Luis Enrique no ve favoritos en la final

El técnico del Barcelona, Luis Enrique, consideró que tanto su equipo como el River Plate argentino son favoritos en la final del Mundial de Clubes Japón 2015 que ambos disputan mañana, aunque prevé que los culés tengan mayor posesión de balón.

"Nos ponen de favoritos en cada partido, es una vitola que ya conocemos. Ya hemos visto que ese favoritismo no siempre lleva a buen puerto y en el fútbol las sorpresas están a la orden del día", dijo el asturiano en una rueda de prensa ofrecida en el Estadio Internacional de Yokohama donde mañana se juega el encuentro.

"Llegamos los dos favoritos a esta final. Nosotros no vamos a cambiar nuestro estilo y vamos a jugar a lo que sabemos. El rival intentará evitarlo de la manera que considere oportuno y pueda, ya sea a través del balón, de estrategias o de su intensidad física", opinó.

"Me imagino que el balón lo tendremos más nosotros, pero también tendremos de ser efectivos cuando lo tengan ellos", advirtió.

El técnico azulgrana dijo que no espera un juego duro por parte de los argentinos para contrarrestar el mayor control del balón que suele tener su equipo, "ya que a River le gusta tener la pelota y presionar arriba".

El entrenador blaugrana volvió a ser muy críptico a la hora de hablar de Lionel Messi y de Neymar -que por su condición física se perdieron la semifinal ante el Guangzhou chino- y de la posibilidad de que jueguen mañana.

"Los veo bien. Están mejorando los dos", se limitó a decir.

Messi se entrenó hoy con normalidad con el resto del equipo por primera vez desde que se le diagnosticara el pasado jueves un cólico nefrítico, al igual que Neymar, que ha sido baja desde que sufrió el pasado 8 de diciembre una rotura fibrilar, y Dani Alves, que sufrió un golpe en el pie en la semifinal.

A su vez Luis Enrique consideró que el partido que el Barça juega mañana "ya indica el potencial del rival".

"River tiene individualidades pero yo lo destacaría como bloque", afirmó.

Subrayó aún así el peligro que suponen jugadores con perfil ofensivo como Carlos Sánchez, Mora, Alario, Lucho González, o incluso su "excompañero (Javier) Saviola", así como el peso que tienen en el centro del campo Kranevitter y Ponzio.

Desestimó también que River tenga más motivación que su equipo, pese a que los barcelonistas ya han alzado este trofeo en 2009 y 2011.

"Para nosotros sería un colofón a la temporada. Los jugadores saben que este partido se juega muy pocas veces en la vida, y aunque hay algunos que ya han ganado este título una o dos veces, la motivación del conjunto es igual que la de cualquier otro equipo", aseguró. EFE.