Copa Sudamericana miércoles 21 de octubre de 2015

Luqueño cae en Brasil y tendrá que remontar en su República

Sportivo Luqueño no pudo y cayó por 1-0 ante Atlético Paranaense en Curitiba por la ida de los cuartos de la Copa Sudamericana. El Auriazul no hizo un mal partido, pero perdió y ahora está obligado a revertir la serie ante su pueblo el próximo miércoles si quiere clasificar a semifinales.

El Sportivo Luqueño no pudo y cayó este miércoles por 1-0 ante el Atlético Paranaense en el estadio Arena da Baixada de la ciudad de Curitiba en duelo de ida de los cuartos de final de la Copa Sudamericana 2015.

El equipo de Eduardo Rivera se vio superado por momentos en el segundo tiempo y recibió el gol brasileño. Pero nada está definido y Luqueño tendrá la brillante ocasión de darlo vuelta ante su pueblo el próximo miércoles en busca de la clasificación a las semifinales.

EL PARTIDO. El Auriazul tuvo un primer tiempo muy tranquilo ante los brasileños. Luqueño salió a presionar de entrada y se mostró sólido, pero luego se quedó y el equipo local controló mejor la pelota, aunque sin crear peligro al arco defendido por Jorge Chena.

En los primeros minutos, el equipo de Eduardo Rivera se animó e insinuó en un par de oportunidades, aunque sin mucha claridad.

Paranaense, por su parte, se acomodó mejor en la cancha con el correr del tiempo y manejó la pelota, pero tampoco supo generar situaciones claras de gol. El primer tiempo se fue con el marcador en blanco.

En la etapa complementaria, Paranaense salió con otra actitud y fue mejor ante un Luqueño que se cerró en su campo y no pudo salir. A los 50', Walter avisó con un potente remate de media distancia que pasó a centímetros del travesaño defendido por el portero auriazul.

El marcador se abrió a los 63' y fue a favor del local. Marcos Guilherme recibió una pelota en el área y definió con un disparo colocado al poste izquierdo de Chena, para el 1-0 a favor de los locales.

Pero antes de la acción del gol, Enrique Meza fue víctima de un codazo por parte del delantero Walter, que el árbitro peruano Carrillo no cobró y de ahí llegó la jugada que terminó en el gol brasileño. Todo Luqueño protestó la acción.

Tras el gol local, Luqueño buscó el empate, pero poco pudo hacer. El partido se fue con el 1-0 para los brasileños, un marcador que deja abierta la serie.

La revancha será el miércoles 28 de octubre en el estadio Feliciano Cáceres desde las 19.00 horas. Luqueño tiene con qué darlo vuelta, pero deberá cuidar su arco para no recibir el temido gol de visitante.