Torneo Clausura 2017 domingo 23 de julio de 2017

Luqueño cierra la primera fecha con goleada ante Independiente

Sportivo Luqueño goleó 3-0 a Independiente en el cierre de la primera fecha del torneo Clausura paraguayo y comenzó con pie derecho la competencia.

En el debut de Julio Dos Santos y Nelson Cabrera, Luqueño goleó 3-0 este domingo a Independiente en el cierre de la primera fecha del torneo Clausura. Carlos Montiel, en propia puerta, Osmar Leguizamón y Gerardo Arévalo marcaron para el triunfo auriazul en el Defensores del Chaco.

El crédito de la República se puso arriba en el marcador cuando se disputan 12 minutos del compromiso. El equipo de Sanguinetti encontró rápido su premio a una mejor performance encabezado por el bólido puntero Derlis Alegre, incontrolable en la primera fracción.   

El jugador, que había servido el centro que forzó el error del rival, volvió a ser protagonista 8 minutos después al desequilibrar por el lado derecho y mandar un pase exquisito, pero esta vez el portero Pablo Gavilán se exigió lo que pudo y tapó el cabezazo de Víctor Villalba.

Por su parte, el equipo de Celso Ayala estuvo a distancia luz del nivel que dejó en la primera parte del 2017 y se mostró inconexo en el terreno de juego. Casi sin buscarlo ni merecerlo, al minuto del añadido, tuvo la magnífica chance para emparejar, pero el penal que cobró Ramón Cardozo devolvió el palo derecho.  

En el complemento, el Chanchón pudo aumentar muy rápido la ventaja, también desde el punto de sentencia, sin embargo fue impedido de forma magistral por Gavilán (50 m). De la pena máxima se había encargado el delantero Osmar Leguizamón, otro refuerzo que presentó como titular el entrenador argentino Javier Sanguinetti.

No obstante, minutos después el atacante pudo resarcir su equivocación al aprovechar un rebote y marcar su primera conquista con la camiseta de Luqueño a los 68'. En otro pestañeo, Gerardo Arévalo liquidó el scocre con la tercera marcación, un golpe directo a la moral de la escuadra campograndense.

Julio Dos Santos y Guido Di Vanni pudieron gritar el cuarto tanto en medio de la desorientación general, pero los disparos no encontraron la portería de Gavilán. El resultado alienta la ilusión de los auriazules y deja en evidencia el gran trabajo que deberá emprender Ayala para convertir a Independiente en el equipo que fue.   

¿Qué te pareció la noticia?
0