Torneo Clausura 2017 domingo 01 de octubre de 2017

Luqueño gana a Trinidense y mantiene sus expectativas

Sportivo Luqueño derrotó 1-0 Trinidense y se mantiene en la parte alta de la tabla del torneo Clausura.

Sportivo Luqueño derrotó este domingo 1-0 a Sportivo Trinidense en el marco de la undécima jornada del Clausura paraguayo disputado en el estadio Feliciano Cáceres. El único tanto lo marcó Osmar Leguizamón a 10 minutos del final.

Con este resultado, el equipo del argentino Javier Sanguinetti se mantiene en el lote de arriba con 18 unidades, a dos del líder General Díaz. Por su parte, el perdedor de la fecha se hunde cada día más y perfila su vuelta a la Categoría Intermedia. Se queda con 10 puntos.  

EL PARTIDO. Luqueño y Trinidense no hicieron un buen primer tiempo en el Feliciano Cáceres. El encuentro fue muy disputado y casi no contó con situaciones peligrosas en las áreas. El visitante tuvo la más clara cuando el duelo partía hacia el descanso, ya a tres minutos de la adición, pero el remate de Ignacio Miño terminó muy alto.

El equipo de Javier Sanguinetti lució impreciso en la zona de gestación con Julio Dos Santos, y arriba pasaron casi imperceptibles los atacantes, especialmente el argentino Guido Di Vanni. Su acompañante, Gerardo Arévalos, solo realizó un remate directo que repelió Juanito Alfonso.

En este lapso merodeó más el área de José Aquino la representación de Trinidad con remates de larga distancia del mediocampista Blas Irala, en dos ocasiones, pero sin éxito. Y debió hacer uso de un disparo penal, por mano de Dos Santos, que el juez dejó sin sanción.

En el complemento el ritmo de juego creció en el Feliciano Cáceres y se vio golpes más seguidos. La opción más importante se vio pasada la hora del compromiso cuando Derlis Alegre entró en un callejón vacío, ganó en velocidad, pero no pudo batir las manos del portero Juanito Alfonso.

La respuesta se dio casi de inmediato cuando la lucha ya era de tú a tú, de ida y vuelta. En una réplica profunda, los visitantes lograron habilitar a Ariel Schuartzman, pero el sustituto de Tobías Vargas, José Aguino, estuvo fantástico para impedir la caída de su portería (70 m).
     
Esteban Ramírez quebrantó de nuevo con un poderoso remate, que pasó a centímetros, mientras que en el otro terreno Juanito Alfonso volaba para evitar la anotación de Luqueño. No obstante, en la siguiente jugada salió mal y dejó su arco a merced de Osmar Leguizamón, que partió desde la banca de suplentes para anotar el único gol que hace gozar a los integrantes de la República.