Copa Sudamericana martes 09 de agosto de 2016

Luqueño no estuvo certero y casi lo paga caro

Sportivo Luqueño no aprovechó su chance en el partido y debutó en la Copa Sudamericana 2016 con un empate a cero frente al copetudo Penarol uruguayo, que mostró poco en la ofensiva, pero aún así casi se lleva el gol cuando el equipo de la República levantó su guardia.

Sportivo Luqueño debutó con un empate a cero en la primera fase de la Copa Sudamericana 2016. El elenco paraguayo no estuvo certero y tendrá que buscar el martes 16 de agosto la clasificación en el estadio Campeón del Siglo de Montevideo.

EL PARTIDO. Y el primer tiempo fue áspero y parejo, solo favorable en el final para el cuadro paraguayo. Al inicio primó la fuerza, las ganas y la poca precisión en el manejo de la situación. A Luqueño le faltó tomarse un segundo de tiempo, esa pausa para clarificar el panorama y ubicar con ventaja al hombre más adelantado, Enso Villamayor, respaldado por tres volantes ofensivos.

Aunque fue Marín el que casi sorprendió a Gastón Guruceaga con un gol olímpico. El portero retrocedió a tiempo para meter el manotazo. (6 m). Poco después Miguel Godoy se soltó y agregó otro remate desde fuera del área. Parecía que en estos 10 minutos el conjunto auriazul marcaría el rumbo,  pero luego se mostró muy ansioso y con ello vinieron otras deficiencias.

Peñarol, que no evidenció tanto su falta de ritmo, apostó por el corte rápido en el medio.  Y como armas de ataque el balón parado y los disparos lejanos. Cuando pudo nutrió el área en la búsqueda del cabezazo de Gabriel Ávalos, Miguel Murillo, o de algún que otro jugador, como lo hizo el defensor Maximiliano Olivera tal vez en la opción más inquietante para los charrúas.

El equipo de Eduardo Rivera fue asentándose mejor y vivió en el último cuarto sus mejores momentos. Jorge Núñez marcó el camino con su atrevimiento, pero las pelotas más importantes partieron de las botas de Jorge Salinas y de Enso Villamayor, que exigió la intervención de Guruceaga a uno del descanso.

En el complemento, el Auriazul retomó el dominio del compromiso y Eduardo Rivera reforzó su ataque con Guido Di Vanni y Pablo Zeballos (54m). El argentino no tardó en aparecer con un remate peligroso, solo dos minutos después de su ingreso, pero el pelotazo reventó los guantes del arquero.  

A los 69' "Avatar" Núñez desperdició otra chance tras la mala salida del arquero. Luqueño, que quedó descompensado con la salida de Jorge Núñez y más del mediocampista Alexis González, sufrió en el contragolpe. La carencia de trinchera casi pasó factura cuando Nicolás Albarracín estuvo a nada de romper la paridad en Luque.

En los últimos minutos, Luqueño aflojó la marca para ir con todo por el gol de la victoria, pero el rival pudo aguantar los embates finales. El empate deja un sabor a poco en la República y elenco local tendrá que buscar la clasificación en una semana en el estadio Campeón del Siglo de Montevideo, Uruguay.

¿Qué te pareció la noticia?
0