Sportivo Luqueño jueves 27 de agosto de 2015

Luqueño rescata un valioso empate frente a La Guaira

Sportivo Luqueño no tuvo un buen partido y con Arnaldo Giménez como figura, rescató un valioso empate 1-1 en Caracas ante el Deportivo La Guaira. Fredys Arrieta adelantó al local, pero Guido Di Vanni hizo la igualdad para el Auriazul.

Arnaldo Giménez, portero de Luqueño, tuvo una noche inspirada y se convirtió en el principal pilar del equipo que trae un empate valioso de Venezuela, en el choque frente al Deportivo La Guaira. El cuadro de Eduardo Rivera no tuvo una buena presentación en el duelo de ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana, pero pesa el resultado que el Auriazul trae de cara a la revancha que será en el Feliciano Cáceres.

EL PARTIDO. Sportivo Luqueño tuvo un arranque un poco dubitativo frente a La Guaira, que tenía claro lo que pretendía y trataba de acertar el golpe lo más pronto posible. El local generaba con Fredy Arrieta y Édgar Pérez Greco, pero los jugadores de La Guairá no esperaban tener en frente a un lúcido Arnaldo Giménez que era el principal responsable del 0-0 en Caracas.  

Sobre los 23 minutos, Arrieta quebró el cero cuando apareció dentro del área para empujar un balón tras el pase de José Manríquez. Luqueño se dio un sacudón y salió con cierto empuje para igualar el resultado en el estadio Olímpico.  

Guido Di Vanni le roba la pelota al defensor Jorge González y emprende la galopada. El argentino, a las puertas del arco, sacó un potente disparo y sometió sobre los 29' al arquero Luis Rojas de La Guaira. Así, el Auriazul emparejaba el encuentro y además marcaba el tan buscado gol de visitante.  

COMPLEMENTO. Luqueño salió en el complemento con Derlis Alegre en ofensiva para tener otro rostro, pero a minutos del arranque tendría un penal en contra por una falta del portero Arnaldo Giménez sobre el colombiano Fredys Arrieta. De la ejecución se encargó Jorge González, quien remató de forma displicente, el balón pega en el poste derecho y en el rebote llegó la reacción de Giménez para taparle en segunda instancia a González.  

Luqueño no creció en su juego, es más sufría con cada ataque del equipo venezolano. El local ganaba el mediocampo y se proyectaba con peligro en cada incursión. El DT Eduardo Rivera interpretó que oxigenando  el ataque y poniendo velocidad en punta encontraría la llave para el segundo, pero el ingreso de Óscar Ruíz pasó casi inadvertido. Para corregir el problema del medio puso a Leonardo Delvalle pero tampoco marcó la diferencia en un equipo que en la recta final mostró muchas imprecisiones y sin final para jugadas.

Arnaldo Giménez agigantó su figura y así permitió a su equipo traer un empate vital de cara a la revancha. El juego de vuelta será el 15 de septiembre, a las 18.00, en el estadio Feliciano Cáceres de la ciudad de Luque.