Torneo Clausura 2016 viernes 12 de agosto de 2016

Luqueño supera al Kelito y vuelve a festejar en su casa

Luqueño volvió a festejar en el Feliciano Cáceres al vencer por 1-0 a River Plate en el juego que abrió la fecha 7 del Clausura 2016. El único tanto del partido fue Pablo Zeballos, quien hizo la diferencia desde los 12 pasos.

Sportivo Luqueño venció por la mínima diferencia a River Plate en el Feliciano Cáceres, en el compromiso que dio apertura a la fecha 7 del torneo Clausura 2016. El conjunto que dirige Eduardo Rivera, que puso un once paralelo, sacó un resultado que estimula en lo anímico para el duelo de Copa ante Peñarol.

EL PARTIDO. River Plate arrancó con decisión y buscó presionar a Luqueño en los primeros minutos. El cuadro, que tuvo en el banco el debut de Daniel Farrar, fue incisivo pero no esperó encontrar a un seguro portero José Aquino.

Luqueño no se encontró en el campo y tras un resbalón de un defensa riverista, Guido Di Vanni se quedó con la posibilidad de marcar, pero el delantero auriazul demoró demasiado en definir permitiendo la reacción defensiva.

En los minutos siguientes, el juego se abrió más y cada uno tuvo chances de marcar para que los relatores canten goles en la "Ciudad del Música". Antes que finalice el primer tiempo, River tuvo con un tiro libre de Richard Lugo otra acción de peligro, pero como en toda la fracción, Aquino intervino para callar el grito de gol visitante.

COMPLEMENTO. Eduardo Rivera quiso cambiar la expresión futbolística de su equipo con el ingreso de David Mendieta y Rogerio Leichtweis. Las movidas dieron rápidos resultados al Auriazul que se animó para salir a buscar el triunfo.

A los 63, David Mendieta se metió al área entre dos defensores y luego se tiró ante el mínimo contacto. El juez Jorge Mercado compró y sancionó la pena máxima para el cuadro de Luque. Pablo Zeballos fue el encargado de la ejecución y a través de esa vía adelantó a Luqueño en el estadio Feliciano Cáceres.

El golpe fue letal para el Kelito y Luqueño se sintió más confiado para intentar convertir un segundo tanto. Rogerio, tras un centro de Mendieta, casi hace de cabeza, pero su cabezazo se fue elevado por encima del arco.

Pasaron varios minutos, hasta que River volvió a llevar peligro hasta Aquino. Wilfrido Britos engañó a toda la defensa e hizo un pase para Jorge Baez, quien definió ante el portero, pero el balón se fue caprichosamente por línea de fondo.

  

La desesperación fue una mala aliada del Kelito que en los minutos finales no pudo revertir la historia. Luqueño, con la victoria, salta momentáneamente a la tercera posición de la tabla y se enfoca en su revancha de Sudamericana frente a Peñarol.


¿Qué te pareció la noticia?
0