Torneo Apertura 2018 lunes 19 de marzo de 2018

Luqueño y Santaní se quedan con las ganas

Por la octava fecha del Apertura, en el Feliciano Cáceres, Luqueño y Santaní disputaron un encuentro deportivo con muchas emociones, pero con pocas alegrías. La falta de precisión fue la constante de la cita.

Lo que en principio avizoraba una jornada con éxito para alguno de los cuadros, fue marcándose a ritmo de lo que fue la primera parte, donde ni Medina, ni Arévalos tuvieron mucho trabajo, y el marcador igualado en cero reflejó a plenitud lo vivido en campo.

Un partido que recién en la complementaria creció en intensidad, pero que sobre el final se puso desprolijo y finalmente dejó la sensación de que el equipo de Eduardo Rivera hizo los méritos para sumar de a tres, pero que a falta de precisión decretó la partida en cero.

Por ejemplo, sobre la hora de juego, Nicolás Orsini protagonizó un claro mano a mano con el guardametas rival, pero el delantero argentino no estuvo fino en la definición, y el balón se perdió lejos por sobre el travesaño.

También, cuando el reloj firmaba los 80', Julio Dos Santos intentó sorprender de media distancia, pero otra vez el esférico pasó rozando el poste derecho, arco sur del estadio.

De contragolpe, Marcos Riveros también estuvo en solitario de frente con Arévalos, pero el árbitro José Mendez sancionó una falta en ataque y desactivó la euforia del público presente (86').

EMPATE QUE SIRVE. Por su parte, en su estreno, el entrenador Mario Jara, quien asumió tras la salida de Pedro Sarabia de Santaní, hizo parte de un empate que cortó la racha de 6 derrotas consecutivas de su equipo, sumando ahora 4 puntos de 24 posibles. Quizás la unidad sirva para empezar a recalar y alejarse de la zona del descenso, aunque todavía le sobran muchos detalles por corregir.