Promesas del Fútbol viernes 30 de junio de 2017

Marcelo Ozuna, un paraguayo que siempre se levantó y siguió

Esta es la historia de Marcelo Ozuna (19 de octubre del 1999), quien con 17 años ya ha recorrido mucho tras la pelota. Juega en las filiales del Levante español.

Por Iván Latorre @ivanlatorreflei

Como todo soñador, a uno siempre se le regala los botines chiquitos, esos que con las taquillas te hacen pensar que puedes superarte y superar a los rivales con una gambeta, un remate y una clavada en el ángulo. Ozuna se inició de esa manera con los escasos 7 años en las academias de fútbol de Área 4 y Aotrans ambas de Ciudad del Este.

El viaje de los sueños

Acompañado de su empresario Amado Ozuna y con la fe del todo poderoso, Marcelo decidió emprender el viaje a la capital. Probando y quedando en las inferiores de Rubio Ñu.

Recorrido internacional

A los 13 años se le presentó las posibilidad de soñar en grande, de cruzar el mar para ir a probar en clubes como Inter de Milán, Brescia y demás de la nación azzurra (Italia), impresionando a todos con clase y calidad técnica.

Más por una cuestión de edad y los antagónicos papeleos, lo hicieron regresar a tierras guaraníes. Quedando en el Nacional de Erico.

A los 15 fue a tierras de Messi y Maradona, quedando en una ocasión en Banfield y Lanús, en inferiores. Se le volvió la oportunidad de volver al Viejo Continente, esta vez sí quedando en el Levante de España, en las filiales, demostrando destreza, actitud y coraje a la hora de poseer el esférico.

Objetivo

"Mi objetivo es llegar lejos, a grandes clubes como el Manchester City, Real Madrid o Barcelona, estoy agradecido a mi representante y a mis padres. Que siempre lo dieron todo por mí", fueron las palabras de Marcelo.

Sueño

"Sueño con poder ayudar económicamente a mis padres con lo que gané, y poder vestir alguna vez la casaca paraguaya", sentenció.
¿Qué te pareció la noticia?
0