Primera División lunes 10 de noviembre de 2014

Meli, la visionaria agente FIFA paraguaya de 25 años

Cuando hablamos de agentes de la FIFA, hay nombres que nos vienen a la mente de inmediato, de los de siempre. Pero si hoy les mencionamos el nombre de Meli Gauto, pocos se imaginarían que se trata de una agente de tan solo 25 años, que ya trabaja en el futuro de una veintena de jugadores. Esta es su historia.

Por César Báez y Édgar Cantero

¿Cómo llegamos a ella? Es la pregunta que se seguro se hacen. Meli es la agente FIFA de nada menos que el chico Antonio Franco, arquero de Capiatá que fue noticia a nivel continental semanas atrás, luego de sus magníficas actuaciones ante Boca Juniors por la Copa Sudamericana.

Siendo Franco el tercer arquero en Capiatá y con una tendinitis, Meli vio sus condiciones y apostó por su recuperación, a pesar de tener otras opciones. La intención era ofrecerlo al fútbol turco, oferta que interesó de inmediato al futbolista que hasta entonces no había debutado en Primera. Luego le llegó la oportunidad ante la salida de Pablo Aurrecochea y la lesión de Roberto Jara; en el Apertura pasado. Su gran momento llegó ante Boca Juniors, varios meses después y hoy le llueven ofertas del plano local e internacional.

      Embed
Además de representarlos, Meli lleva una buena amistad con sus jugadores. Aquí, junto a Franco. Foto: Facebook.

Son 25 los jugadores a los que representa como agente FIFA, entre ellos varios de Primera. Su primera transferencia importante fue la de Dionisio Pérez a Libertad, por una suma considerable atendiendo la edad del futbolista. El jugador fue campeón del Apertura con el Gumarelo que hoy es líder del Clausura y apunta al bicampeonato.

Hoy Franco es uno de los pocos jugadores locales llamados a la Selección Paraguaya, así como su compañero Oscar Ruíz, otro de los jugadores a los representa Meli.

Conocé más sobre la historia de Antonio Franco el lunes 17 de noviembre con al revista D10 Magazine que acompaña ¡GRATIS! a la edición del diario Última Hora.


QUISE HACER ESTO POR LA INJUSTICIA EN EL FÚTBOL


¿Cómo llega Meli Gauto al mundo del fútbol? Fue nuestra primera pregunta. La respuesta, contundente: Por la injusticia en el fútbol.

Meli tiene dos hermanos, ella es la mayor. Uno de ellos juega al fútbol y fue entonces donde conoció las injusticias que tiene nuestro fútbol. Cuando compañeros de su hermano Porfirio visitaban su casa, hablaban de los temas ligados a sus carreras y entonces se enteraba que muchos recibían mucho menos de lo que les correspondía.

"Cuando venían los compañeros de mi hermano a casa a almorzar, papá les preguntaba si le daban su prima y nos decían 'a mí no me da nada mi empresario'. Le preguntábamos por su salario y nos decían por ejemplo: 'yo gano 5 (millones), pero él se queda con 3 y yo con 2'. Ellos muchas veces no saben ni lo que firman, me dolió eso, me entró más por ese lado", comentó.

Por eso tomó la decisión. Un año atrás, luego de lograr una estabilidad económica y contar con el capital necesario, rindió el examen de la FIFA para comenzar este camino hasta entonces casi inexplorado por las mujeres en nuestro país. "En otros países es normal", asegura ella.

      Embed
Meli junto a Luis Gavilán, otro de sus representados. Foto: Facebook


REPRESENTANTE PUEDE SER UN PELUQUERO, UN MECÁNICO... TODOS


¿Por qué agente FIFA y no simplemente una representante? Meli tiene bien claro que no llegó para ser un agente más. La certificación de la FIFA te da un respaldo y seriedad. Representante puede ser cualquier persona y muchos ni siquiera entienden la verdadera labor que deben desempeñar, según cuenta ella.

"Siempre quise esto, a los 16 ya sabía qué era agente FIFA y qué era un representante. Me dije, quiero tener el capital y cuando pueda independizarme voy a rendir el examen. No quiero ser un representante más, muchos no entienden nada y lo único que buscan es la remuneración económica del jugador. Conmigo no va a pasar, estoy 100 por ciento segura a nivel económico; tengo 5 empresas y no vengo para vivir del fútbol", apuntó.

      Embed
El carnet de agente FIFA de Meli, firmado por el entonces presidente de la APF, Juan Ángel Napout. Foto: Facebook.


CUANDO VOY A LA CANCHA ME DESESTRESO, ME DIVIERTO


El fin de semana de Meli es así; bien temprano por la mañana prepara su equipo de tereré y va a las canchas a ver lo partidos de las inferiores. Cuenta que hoy son pocos los agentes que hacen esta actividad. "Acá le hacen firmar al jugador y meten eso en su cajón", sostiene.

Explica que el verdadero trabajo está en ayudar a mejorar el futbolista, no simplemente hacerles firmar y conseguir la famosa "comisión" en caso de darse una transferencia. Señala que hay que apoyarlos con el suministro de vitaminas, suplementos, indumentarias y en el caso de los más chicos su alimentación y traslado; pero por sobre todo en los tratamientos médicos. "Hay jugadores profesionales que no saben lo que es la fisioterapia", nos contó.

      Embed
Meli, acompañando el día histórico para varios de sus jugadores en la Bombonera. Foto: Facebook


¿CÓMO HACEMOS PARA CONVERTIRNOS EN AGENTES DE FIFA?


Por un lado es muy fácil, pero por otro no tanto. Se trata de rendir un examen, pero lógicamente eso tiene un costo. Son unos 3.000 euros, que de no estudiar debidamente se pueden ir al tacho. Una vez aprobado el examen uno debe pagar una importante póliza. A esto se suma el costo para la inscripción de cada futbolista a representar que ronda los 200 euros.