Tenis domingo 29 de enero de 2017

Nadal: "En el alambre, lo normal es caerse"

Rafael Nadal destacó clave la agresividad del suizo Roger Federer en su triunfo en la final del Abierto de Australia, y sobre su propio juego admitió que él había jugado "en el alambre" con su saque, especialmente en el quinto set, y cuando se está en esa posición, "lo normal es caerse".

"He jugado en el alambre en todos los saques que he hecho", dijo Nadal sobre el quinto y definitivo set, "y cuando uno juega en el alambre, lo normal es caerse", comentó, "aunque mentalmente había aguantado y he luchado hasta el final, al final no ha podido ser, y uno tiene que aceptar las cosas como vienen".

"He fallado una derecha, he dudado si tirarla paralela o cruzada, la he tirado cruzada, y al final ha tocado la cinta y se ha ido afuera", dijo sobre la jugada clave del quinto set, cuando tuvo punto de 4-2.

"Si nos ponemos a pesar en cosas así, uno no dormiría ningún día. ¿Me lo puedo recriminar?, al final el partido es más largo que todo esto. Uno no puede estar comiéndose la cabeza si me lo puedo recriminar o no", comentó.

"Ha sido un partido igualado, pudo haber ganado cualquiera, pero hoy no me tocaba a mi", dijo Nadal. "Así que, felicitarle, he jugado a un nivel alto, muy, muy agresivo, pero él no ha entrado en ningún peloteo, y cada bola que tocaba buscaba y cogía la pelota muy delante y a mí se me hacia complicado", prosiguió,

"Imposible llevar el punto por la zona que a mi me interesaba, porque él no quería jugar de tú a tú", dijo Nadal, que esperaba una puesta en escena así de Federer.

"Tenía claro que él jugaría así. En un partido contra mi no creo que hubiera sido inteligente por su parte salir a jugar y a pelotear desde el fondo de la pista, porque no creo que me hubiera ganado", añadió.

"Bien por él porque hizo lo que debía para que yo no me sintiera del todo cómodo. He tenido mis opciones en el quinto, pero me ha costado sacar puntos directos con el saque. Desde que hice la rotura he sufrido en todos mis servicios y eso al final pasa factura", admitió Nadal.

"Tiene un talento que le permite jugar así y un saque que se apoya en y en los momentos importantes le salva de muchos momentos complicados y a mi no. Ha jugado a un nivel muy alto", reiteró.

"No estoy muy triste, podía haber pasado cualquier cosa, y él ha jugado muy agresivo y así puede salir bien o mal, y a él le ha salido. Ha jugado a un nivel muy alto, pegando golpes fantásticos y a mi me ha faltado un pelín de chispa para contrarrestar esa bola que el cogía muy adelante", dijo sobre el juego

"A mi me faltaba un pelín de fuerza en las piernas para intentar levantarla y tirara más largo", comentó sobre su estado físico. "Creo que me he recuperado bien de la matanza del otro día", recordó sobre su partido contra el búlgaro Grigor Dimitrov.

"He competido, he jugado para ganar. Y aquí solo gana uno. He hecho segundo y han sido unas semanas bonitas, y la satisfacción personal es grande. Hoy no he podido alcanzar el titulo, pero creo que ha faltado poco y que si mi cuerpo me responde y puedo seguir trabajando de la manera que lo estoy haciendo, pues voy a ganar más", dijo sobre el futuro.

"El tenis no se acaba en los Grand Slams", señaló Nadal que tiene 14 de ellos, "el siguiente está a meses vista y no puedo estar pensando en cuatro torneos al año. El tenis es más que cuatro eventos al año", observó.

"Cuando digo que me veo capacitado para ganar torneos son torneos en los que voy a competir. De aquí a Roland Garros quedan muchos torneos importantes por competir, cinco Masters 1.000, tres 500, son muchos importantes", dijo.

"Solo creo que si mi cuerpo está capacitado para seguir trabajando como lo estoy sin lesionarme, estoy en el camino muy adecuado para competir por todas las cosas que he competido durante toda mi carrera", analizó. EFE.