Natación jueves 01 de enero de 2015

Natación: Matías López, un joven campeón de familia

Matías López, un finalista olímpico, analiza el final de una temporada exitosa a nivel personal con la Selección Paraguaya de Natación.

Por Amílcar Noguera para el diario Última Hora. amnoguera@uhora.com.py

La perseverancia hace que los sueños se vuelvan realidad. Un aspecto fundamental de la vida que Matías Eduardo López Chaparro, un joven nadador de 18 años, ha aplicado a la perfección con férrea disciplina, y con un apoyo sin límites de su familia llegó a la cumbre de lo que se propuso y lo logró con una final olímpica.

Para el equipo de Última Hora él es uno de los mejores deportistas del año. Aquí, el joven López Chaparro, quien reside en el barrio San Carlos de Ñemby, repasa su trayectoria, que ha alcanzado la gloria en el 2014 y lo hace en compañía de sus padres, Nancy y Vicente, los más grandes cómplices de su ya exitosa carrera.

En la tranquilidad familiar y sin la presión de estar entrenando al más alto nivel, Mati –como lo llama su mamá– dice que siempre soñó con estar en una final Olímpica. "Este 2014 hemos logrado todo lo que nos propusimos. Los tiempos, los objetivos han salido al 100%, pero nada ha sido fácil", repasa el nadador que dejó este 2014 la categoría juvenil y se aventura entre los grandes.

Entrenado por un ex nadador olímpico en Atenas 2004, Sergio Yaka Cabrera, el principal responsable de la preparación de Matías. "Con Yaka hemos planificado y todo salió a la perfección y ha ayudado muchísimo haber logrado la marca para Nanjing, dos años antes", destacó López, Medallista de plata en los Juegos Odesur, medallista de oro en el Sudamericano de Mayores, Mundialista Juvenil y Mundialista en Catar en pileta corta, además de inacabables récords fueron los picos más altos de su carrera este 2014.

NADA FUE FÁCIL. Desde muy pequeñito, Mati recibió el ejemplo de cultivar los valores. Sus padres siempre acompañaron a Mati y a sus hermanos (Rodrigo, Sofía y Carlos), quienes también son nadadores.

"Muchas veces quise tirar la toalla. Porque uno prácticamente no puede realizar otras cosas, se dejan de lado muchas veces la familia, los amigos, porque la férrea disciplina del entrenamiento obliga a los chicos a dormir temprano.

De repente había cumpleaños y nosotros no podíamos asistir y eso ha transformado la conducta de todos nosotros. Pero después de los logros en este 2014, puedo decir que todo el esfuerzo valió la pena", asiente Nancy orgullosa.

LARGAS HORAS. Matías empezó a nadar desde que tenía 6 años en el natatorio Acuario, pero desde los 12 años pasó a formar parte del programa de Alto Rendimiento del club SyC, donde las rutinas se repetían y repetían solamente con un solo objetivo: llegar a los JJOO.

"Trabajamos muchísimo, afortunadamente tranquilizó haber logrado la marca casi dos años antes y permitió concentrarse en los detalles para vencer algunas barreras. Afortunadamente, en el SyC tenemos un equipo excelente, nada que envidiar a otros países", destacó.

LOS JJOO. Matías era el único extraño entre los ocho mejores nadadores que estuvieron en la lista de partida para los Juegos Olímpicos de Nanjing, había nadado magistralmente las series y entró directo a la final de 200 metros espaldas. "Los otros siete que estaban en esa final, son nadadores que estaban acostumbrados a ese nivel de competición y en Sudamérica se quedaron asombrados porque un paraguayo había llegado", asiente su padre Vicente.

¿AHORA QUÉ? Las metas están cumplidas como juvenil; sin embargo, el largo camino para conquistar otro peldaño dentro de la natación recién empieza. "Desde los JJOO, me invadió esa sensación y me digo a veces y ¿ahora qué? –se pregunta–. Obvio que en ningún momento pensé ni pienso dejar, porque esto es mi vida y ahora se convierte en mi trabajo", resume.

El máximo sueño está aún por llegar. Clasificar a Río 2016 y lograr una semifinal. "Sé que a Río debo ir a aprender y como siempre me han dicho, que mis verdaderos Juegos Olímpicos serán en Tokio 2020", sonrió.

SINSABORES. El Mundial Juvenil de Dubái (EAU), que se realizó este 2014, fue uno de los puntos bajos de López, que en la previa había logrado marcas impresionantes; sin embargo, el Mundial lo sorprendió con un bajón. "No sé qué pasó realmente, simplemente no salieron las cosas y de verdad, mentalmente, creo que no me preparé lo suficiente y uno aprende mucho de estas situaciones", reflexiona.

Sin embargo, tras los JOJ las cosas fueron diferentes, llegó el Campeonato Sudamericano de Mayores, donde él siendo juvenil nuevamente logró medallas en individuales y posta, y uno de los que catapultó al equipo paraguayo a lograr un histórico tercer lugar en un Sudamericano, algo antes nunca alcanzado.

Tras eso clasificó al Mundial de Pileta Corta, donde viajó relajado y para aprender de competencias de altísimo nivel. "Uno va allí y está al lado de los mejores del mundo y eso inspira a seguir creciendo, sirve de mucho para hacer camino", resume.

LA CIFRA. 2 conquistas obtuvo Mati López en esta temporada, 1 medalla en Odesur y otra en el Suda de Mayores.

Fuente: Última Hora.


¿Qué te pareció la noticia?
0