Torneo Clausura 2015 domingo 23 de agosto de 2015

Nery Cardozo dirige la victoria y Olimpia manda en soledad

Con un doblete de Nery Cardozo, Olimpia consiguió este domingo una victoria sufrida frente a Rubio Ñu por la fecha 8 del torneo Clausura. El triunfo ubica al equipo de Francisco Arce como líder solitario, con 17 unidades, a falta de la regularización del encuentro de Cerro Porteño, su inmediato perseguidor que lo secunda con 14 puntos.

El conjunto decano hizo un magnífico primer tiempo y con dos golazos de Nery Cardozo se puso en ventaja en medio de una superioridad evidente en el Manuel Ferreira. No obstante, Rubio Ñu despertó en el complemento, descontó con Manzur y le discutió el resultado hasta el pitazo final.

EL PARTIDO. Walter Clar clavó miedo en el cuerpo de Olimpia en el primer minuto de juego, pero su remate fue raspando el poste de Víctor Centurión, y después de esa acción el equipo albiverde desapareció por largo rato del terreno rival. El Decano impuso su fuerza y se adueñó prácticamente de todo, la pelota, la posesión y de las acciones peligrosas.

El gol también llegó temprano, a los cinco minutos de la etapa, cuando Nery Cardozo recibió la pelota en la cabecera del área y metió un tiro inevitable al palo más lejano de Fabiano Heves. Un minuto antes Claudio Vargas ya advertía el tanto con un tiro libre que el portero salvó con muchas complicaciones.

Punzante, inquieto, dinámico, con pases cortos y largos, el conjunto de Arce marcó la superioridad en todas las parcelas. El peligro corría latente desde la banda izquierda con Salinas, empujado desde atrás por Mendieta y más arriba con el incisivo Nery Cardozo, protagnista de otro remate a los 15', pero el balón dio esta vez en la parte exterior de la red.

El control absoluto se prolongó durante 30 minutos, recién ahí Rubio Ñu pudo dar unos pasos hacia adelante y tirar los contragolpes. Pavani cargó de experiencia su ataque con Diego Centurión, en detrimento del defensor amonestado Julio Domínguez, y a los 37', Alfio Oviedo desaprovechó otra chance en el área rival.

Cuando el Albiverde mostraba signos de mejoría en su semblante futbolístico, tanto individual como colectivo, la franja azabache recurrió de vuelta a la jerarquía y a la potencia de Cardozo. Tras un pase profundo de Mendieta, Nery aguantó la embestida del defensor rival y fusiló a Heves a dos minutos del final del primer tiempo.  

En el complemento, la visita intentó crear peligro y por otro lado no le dejó a Olimpia avanzar con la pelota y así destruyó con faltas las intenciones del conjunto decano. Una jugada cortada de mala manera por el asistente, y un gol de Julio Manzur desde posición prohibida, evidenciaron la postura ofensiva de los de Santísima Trinidad.

Además Pavani metió a Fabián Ovejero en lugar de Alfio Oviedo con lo que el ataque tuvo un mejor matiz. A los 63' se avivó el encuentro en el Manuel Ferreira cuando Julio Manzur anotó de cabeza el descuento y acrecentar la moral del equipo para buscar el empate en Para Uno.

Chiqui Arce metió a Cristian Riveros, José Ariel Núñez e Iván Torres para refrescar la estructura, ya que el elenco se quedó mucho en la segunda etapa, más bien por el coraje ñuense que dejó todo en la cancha con un despliegue admirable, muy diferente a su desempeño de la primera etapa.

Con Clar y Alan Benítez por las bandas, y con Ovejero y Centurión en el centro del área, Rubio Ñu quebrantó hasta el último minuto al Decano, que solo logró respirar  tranquilo con el pitazo del árbitro. Con este resultado, Olimpia disfruta de su tercera victoria al hilo y comanda ahora en solitario la tabla del Clausura.


¿Qué te pareció la noticia?
0