Guaraní lunes 25 de abril de 2016

Néstor Camacho: "El talento solo ya no alcanza"

Néstor Abraham Camacho Ledesma (28 años) sobresale por encima de muchos en este torneo Apertura, pero antes tuvo que agregar nuevos elementos a su repertorio futbolístico.

ENTREVISTA: Por Víctor Sostoa - Última Hora
El fútbol moderno está dejando de lado algunas funciones específicas que en otros tiempos eran muy relevantes y sobrevaloradas. Los volantes centrales rústicos, que solo recuperan y no tienen buena proyección ofensiva, van perdiendo espacios y muchos sostienen que los enganches son especies en extinción, no porque no aparezcan talentosos, sino porque algunos entrenadores prefieren futbolistas con diferentes características.

Néstor Abraham Camacho Ledesma (28 años) sobresale por encima de muchos en este torneo Apertura, pero antes tuvo que agregar nuevos elementos a su repertorio futbolístico.

"Con ser talentoso ya no alcanza en el fútbol. Hoy día se deben fusionar muchas cosas: el sacrificio, el entrenamiento diario, la disciplina dentro y fuera de la cancha, son los detalles que hacen a un jugador profesional", apuntó.

"Cuentan que en épocas pasadas los talentosos no corrían e incluso había una cultura que decía que corran los menos habilidosos, pero hoy en día eso cambió, los diez jugadores de campo tienen que correr, sacrificarse y por eso de a poco han desaparecido aquellos '10', ese enganche por el cual pasaban la mayoría de las pelotas. Ese '10' que solo tenía que jugar con balón, no tenía otras obligaciones", agregó.

"Todas las formativas jugué como enganche y cuando llegué a Primera todo cambió, me encontré con la sorpresa de que esa posición ya casi no se utilizaba, entonces me tuve que adaptar a jugar en otras posiciones y tuve que incorporar otros recursos a mi juego", comentó a ÚH.

"En Guaraní estoy volviendo a jugar en esa posición como enlace por adentro, con libertad de moverme por todo el frente, y estoy demostrando que puedo rendir alto y ser útil para el equipo. Y en Olimpia, mi amigo y ex compañero William Mendieta también está jugando de esa manera y su rendimiento realmente es muy alto", contó.

RETROSPECTIVA. "Vine a Asunción a los 17 años. Me inicié jugando en el 12 de Junio de Villa Florida, que entonces era el único club de la ciudad. En la actualidad existen dos clubes (Sport Tebicuary; ambos compiten en la Liga Misionera), porque es una ciudad pequeña". relató.

"A los 14 años debuté en Primera del 12 de Junio. Un año después me llevaron de invitado a la selección de la Liga Misionera de San Juan, jugué algunos partidos, pero esta selección quedó eliminada y de ahí me llevaron como refuerzo a la Liga Misionera del Sur", prosiguió.

"Dos años después, Eduardo Villalba, técnico de las formativas de Libertad, llegó a Villa Florida y averiguó si había valores en la ciudad. Le dieron varios nombres, entre ellos el mío. Realizó un partido de observación y ahí me propuse venir a Asunción", recordó.