Ni la 1ª ni la 4ª, salvo obre un milagro

A las cosas por su nombre, así como desde estas líneas una semana atrás calificábamos de delincuentes disfrazados de hinchas a las ñembo barras organizadas y nos mantenemos en ese concepto; hoy debemos ser francos y sinceros, ni la primera y tan ansiada Copa Libertadores para Cerro, ni la cuarta en las vitrinas del Olimpia están cercanas... hoy.

Y ojalá estemos equivocados, y obre el milagro, que ambos equipos, los más grandes de nuestro fútbol, se despierten, se despabilen y llenen de fútbol nuestros ojos, para alegría de sus hinchadas y también del fútbol paraguayo, pues convengamos, no es lo mismo cuando Cerro ni Olimpia entran a disputar la competencia en condición de ganadores.

El mánager de Cerro fue claro y contundente en su apreciación, "le falta rebeldía al equipo, no juega bien al fútbol y las veces que estuvo en desventaja nunca pudo darlo vuelta". ¿miente?, no, para nada, es la realidad azulgrana, un plantel frondoso, pero que no forma equipo, no dudamos de las ganas que le pone Farías, mire usted que no creemos que todo pase por el entrenador en el Ciclón, es un problema de actitud que se arrastra desde la salida de Chiqui, sí, han pasado varios entrenadores y la cuestión es la misma. ¿Falta extirpar acaso ese algo o alguien que le pone el palo a la rueda en barrio Obrero? Tenemos una idea de hecho ya lo dijimos desde este mismo palco, "la cuestión viene de adentro".

Por el instituto de Para Uno la cosa no viene tan diferente, lo repetimos, como diría el bueno de Fito Páez, "es cuestión de actitud", no lo estamos descubriendo nosotros, hacemos nuestras nada más las palabras de Trovato, él mismo lo definió así, y el fin de semana pasado esa savia nueva que introdujo dentro del equipo Jubero le dio nuevos bríos, pero no creemos que esa sea la solución a profundidad.

Mientras no aparezca ese cambio a nivel general, la cuestión seguirá así, lejos de la cuarta, y el juego de mañana marcará la tendencia. Repetimos desde acá, ojalá estemos totalmente equivocados respecto a ambos... ojalá.