Curiosidades viernes 29 de septiembre de 2017

No aguantó "el infierno turco" y pidió cambio a los 32'

VIDEO. El jugador de 21 años, seguido por el Real Madrid de España, intentó paliar el ruido con tapones en los oídos, pero a los 32 minutos no aguantó más "el infierno turco" y pidió ser reemplazado.

El infierno turco no es un mito en el fútbol. Esta vez lo padeció Timo Werner durante el partido por Champions League disputado el martes pasado en el estadio Vodafone Park de Estambul ante 41.000 espectadores entre el cuadro local Besiktas y el RB Leipzig de Alemania.

El delantero, de 21 años, seguido de cerca por Real Madrid de España, no aguantó el ruido que causó la hinchada e intentó paliar tal situación con el uso de tapones en los oídos. Aún así Werner siguió experimentando problemas y pidió el cambio a 32 minutos del compromiso (Klostermann).

"Nunca en mi vida he visto un ambiente como éste. No podía concentrarme en el partido. Pedí unos tapones para los oídos y tampoco me ayudaron. Aún no me siento bien", comentó Werner, según unas declaraciones replicadas por el medio as.com de España.

Sin embargo, los medios locales aseguraron que la estrella del equipo alemán tuvo problemas circulatorios, que fue agudizado por el ambiente hostil que le hizo vivir la hinchada del Besiktas. La presión surtió efecto ya que el elenco local se quedó con la victoria (2-0) gracias a un excelente primer tiempo.    
      Embed

ETIQUETAS

¿Qué te pareció la noticia?
0