Champions League lunes 20 de abril de 2015

"No tenemos nada que perder", sostiene Blanc

A pesar del resultado negativo de la ida (1-3), el entrenador del Paris Saint Germain, Laurent Blanc, afronta el duelo de cuartos de final ante el Barcelona confiado en que mejore el nivel de su equipo, que, según ha dicho, no tiene "nada que perder" en el Camp Nou.

El preparador francés, que mañana no podrá contar con los lesionados Thiago Motta y Thiago Silva, ha calificado de "locura" el calendario en este tramo final de temporada, una circunstancia que, bajo su punto de vista, afecta el "espectáculo" que puedan dar ambas escuadras en una eliminatoria de la Liga de Campeones.

"Las temporadas son largas y los calendarios son demenciales y lo que encuentro deplorable es que cuanto más avanza la temporada más imposible es el calendario", ha explicado el técnico galo en la rueda de prensa previa al partido que se disputará este martes en el Camp Nou.

En cualquier caso, Blanc dice ser "realista" al señalar que remontar la eliminatoria es una "tarea dificilísima", si bien apuntó: "Vamos a demostrar que no somos lo que mostramos en la ida" con un equipo distinto.

"Mañana tenemos que demostrar que jugamos bien, que podemos tener posesiones del balón más largas, que podemos jugar contra el Barça y marcar muchos goles y no encajar ninguno", ha puntualizado.

Por ello, Blanc resaltó que será un reto "importante" dejar la portería a cero en el Camp Nou y ha señalado que el Valencia les mostró el camino para afrontar el partido de mañana, si bien ha matizado que el Barcelona no había tenido descanso para preparar ese encuentro.

"Quizás hay que imitar el Valencia pero creo que mi equipo no tiene la frescura física para mantener ese ritmo durante 75 minutos", ha añadido.

En este sentido, ha indicado que será "difícil" discutirle el balón a la escuadra de Luis Enrique, por lo que confía en que su equipo sea "más efectivo" en los contraataques.

Sobre el estado emocional de David Luiz después de que Luis Suárez le dejará 'retratado' en dos de los tres goles que el Barcelona anotó en la ida, Blanc ha defendido al brasileño al subrayar que "no estaba listo" para jugar más de una hora de partido.

"Es un chico que es consciente del partido que jugó, pero no hay que olvidar que no estaba listo para jugar. Podía estar en el banquillo, pero no habíamos previsto que pudiera jugar una hora y veinte minutos. Estaba muy justo en cuanto a su recuperación", ha concluido. EFE