Ocho años de muchas frustraciones

      Embed
La nueva generación de la Albirroja cayó frente a Japón en amistoso. Foto: EFE
El 29 de julio de 2011, Gerardo Tata Martino se despedía de la Selección, tras lograr primero, clasificar al Mundial Sudáfrica 2010 y luego  colaborar para la mejor participación Albirroja llegando a cuartos de final de dicho evento y posteriormente alcanzar el vicecampeonato en la Copa América 2011, en Argentina, jugando  pésimo este torneo, pero obteniendo resultados positivos.

"Dejo de ser el entrenador, considero que he dejado de ser un aporte a eso que nosotros nos imaginábamos cuando tomamos la rienda de la Selección.  Después del mundial imaginábamos un escenario de mayor crecimiento, pero creo que hemos entrado en una meseta en la cual los resultados están en un lugar y los rendimientos del equipo en otro lugar y eso es entera responsabilidad del cuerpo técnico y es el motivo por el cual decidimos dejar el cargo", había señalado el Tata.

De esa fecha a esta parte, solo hemos cosechado frustraciones, nunca se logró reencausar a la Albirroja a la senda de los éxitos.
      Embed
LOS MOTIVOS. Buscando razones, surgen interrogantes si es a causa de la incapacidad dirigencial, mala elección de los entrenadores y por consecuencia de jugadores o simplemente el fútbol paraguayo dejó de producir buenos futbolistas, o se perdió la esencia, buscando amoldar nuestro juego a lo que practican en otras ligas o selecciones competitivas del mundo.

Analizando profundamente, encontraremos que hay de todo un poco de lo citado más arriba.

INESTABILIDAD DIRIGENCIAL.  Martino cuando se fue  sugirió el nombre de Francisco Arce y éste fue contratado, elegido para iniciar el proceso de transición futbolística. Tuvo el respaldo de Juan Ángel Napout, entonces presidente de la APF, pero no el apoyo pleno de Alejandro Domínguez, que era el Director del Departamento de Fútbol. Chiqui arrancó las Eliminatorias a Brasil 2014, pero duró apenas seis  fechas. Fue destituido el 11 de junio de 2012. En su lugar fue contratado Gerardo Pelusso y no clasificamos al Mundial.

Nadie se imaginó que era el principio de muchos fracasos. En agosto de 2014, Napout renunció para asumir la presidencia de la Conmebol y en su reemplazo  toma Domínguez la APF.
      Embed
Éste apunta a un técnico "Clase A" y contrata a Ramón Díaz, que dirigió a la Albirroja en las Eliminatorias Rusia 2018 hasta la fecha 6 y renunció tras perder 1 a 0 con Estados Unidos, en la Copa América Centenario.  "Llámalo como quieras. El equipo está creciendo, los jugadores están creciendo", fue la tajante respuesta de Díaz, ante la consulta de un colega si la eliminación fue un fracaso.

En ese tiempo, Domínguez también ya había dejado la APF para reemplazar  a Napout. Robert Harrison es electo en la APF y escoge a Chiqui como seleccionador. Nueva oportunidad, nueva frustración para Arce, que en la última fecha necesitaba que su equipo le gane a Venezuela en Sajonia, para clasificar a Rusia.

"Creí que íbamos a clasificar, pero fracasamos" apuntó Arce, el 10 de octubre de 2017, tras perder ante la Vinotinto.

Desde entonces transcurrieron 8 meses, seguimos perdiendo en amistosos, no tenemos técnico, hay promesa de que será un mundialista, se menciona el regreso del Tata y tras perder contra Japón, sonó incluso  el nombre del argentino Daniel Garnero.
      Embed