Nacional viernes 14 de agosto de 2015

Opaco primer tiempo deja preocupado a los tricolores

Marco Riveros, motor de la Academia, y Robert Harrison, presidente de Nacional, coincidieron en valorar la victoria en el debut en la Copa Sudamericana ante la Universidad de Concepción, pero el rendimiento de la primera etapa deja un mal sabor de boca.

EL volante de 26 años, decisivo para el gol de la victoria en Sajonia, que llegó in extremis mediante Cristian Colmán, habló entre otras cosas de esa habilitación al portentoso goleador y luego cuestionó el opaco primer tiempo que dejó un velo de preocupación.

"Se dio en el momento justo, necesitábamos el gol. Colmán hizo muy bien en picar para poder profundizar la jugada y por suerte con eso ganamos, resaltó el mediocampista que alterna el quite y el juego en el conjunto de Daniel Raschle.

Riveros quedó inconforme con el nivel que mostraron en el primer tiempo con lo que perdieron el control del partido y dieron muchas chances al elenco visitante. "Conversamos en el entretiempo, después mejoramos en el complemento, la actitud y las ganas ya fueron diferentes", añadió.

ANÁLISIS PRESIDENCIAL. Robert Harrison, presidente tricolor, aseguró que la Academia no hizo un buen partido. "Estuvimos muy imprecisos en el primer tiempo, en el segundo ya tuvimos más posesión y más ataque", comentó.

Harrison resaltó el 2-1, una diferencia mínima que deberá defender el Albo en una semana en territorio trasandino. "Nos vamos con una ventaja exigua, pero tenemos que mejor mucho con la pelota para traer la clasificación de Chile", refirió.  

TEMUCO. El juego de revanchas entre Nacional y Universidad de Concepción, a disputarse el jueves de la próxima semana, desde las 17.30, será en la ciudad de Temuco y no en Concepción como estaba previsto inicialmente.

Esto es debido a las refacciones que se realizan en el estadio Ester Roa de Concepción, para el Mundial Sub 17, a disputarse entre octubre y noviembre. En este estadio la Selección Paraguaya jugó la última Copa América.

Temuco es una ciudad que está situada a 269 kilómetros más al sur que Concepción y a 675 kilómetros de Santiago, la capital trasandina.

El estadio en el que se disputará la revancha es el Germán Becker, con una capacidad reducida con respecto al Ester Roa; en total ingresan 18.526 espectadores en contraste a los 30.448 que ingresan en Concepción.

La otra dificultad que tendrá Nacional, aparte del rival, será la baja temperatura, además de ser segunda ciudad con mayor contaminación de Chile.