Copa Sudamericana miércoles 10 de diciembre de 2014

Osorio, un técnico ganador que tiene pendiente un título internacional

Juan Carlos Osorio puso sello de campeón al Atlético Nacional: tres títulos al hilo de Liga, dos de Copa Colombia y una Superliga. La Copa Sudamericana es la asignatura pendiente y el miércoles puede ser el día.

El 3 de mayo de 2012 Osorio firmó contrato con el equipo verde de Medellín y aunque sus inicios no fueron los mejores con el grupo, con los títulos alcanzados en los torneos Apertura y Finalización de 2013, así como el Apertura de 2014 acalló el escepticismo general.

A mediados de diciembre de 2013 el estratega colombiano predijo: "de Nacional no me voy sin un título internacional". Y aunque no será fácil, su equipo puede coronarse este 10 10 de diciembre en el estadio Monumental de Buenos Aires.

La ida jugada en Medellín el pasado miércoles terminó 1-1, con lo que quedó abierta la posibilidad de que Atlético Nacional ratifique su condición de buen visitante, como lo demostró en su campaña.

Disciplinado, serio, detallista y confiado en sí mismo, Osorio supo imponer un estilo diferente en su equipo en el que predomina la rotación de jugadores y con el que se ganó el respeto de la hinchada tras llevarlo a igualar a Millonarios con 14 títulos en el torneo local, siendo los máximos ganadores.

Nacido hace 52 años en Santa Rosa de Cabal, en el departamento de Risaralda, Osorio comenzó su carrera en el Deportivo Pereira, del que fue jugador entre 1982 y 1984, aunque sin dejar mayor huella.

Los dos años siguientes los pasó en el Internacional brasileño, desde donde regresó a Colombia para jugar en el Once Caldas las temporadas de 1986 y 1987.

Su carrera como jugador fue corta y en 2001, a los 30 años, ya era asistente técnico y preparador físico del Manchester City, donde permaneció cinco años.

En Colombia se ganó los apodos de 'Lord' y 'Sir'.

A su retorno al país, ya graduado como técnico, dirigió a Millonarios entre 2006 y 2007, y luego estuvo en el fútbol estadounidense con el Chicago Fire y el Red Bull New York. Con este último fue campeón en 2008.

Osorio volvió de nuevo a Colombia en 2009 para dirigir al Once Caldas y en 2010 ganó el título. En 2011 dirigió al Puebla mexicano y al año siguiente regresó para conducir al Atlético Nacional.

Los papelitos en los que anota con rojo las fallas de sus jugadores y con azul sus aciertos, son una característica suya como también lo es el envío de mensajes escritos cada vez que entra uno nuevo en el campo.

Y este miércoles frente a River esos mensajes pueden llevar a sus dirigidos las instrucciones para lograr el triunfo y así cumplir la predicción hecha en 2013 de ganar también un título internacional con el Atlético Nacional, equipo que ya tiene en su vitrina el trofeo de la Copa Libertadores de 1989. EFE