Fútbol Internacional sábado 08 de abril de 2017

Para el Cholo Simeone, el empate tiene sabor amargo

Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, destacó el "enorme" partido de Antoine Griezmann, un futbolista que le "emociona" por todo el trabajo que hace, y remarcó que el 1-1 ante el Real Madrid le deja un "sabor amargo" porque al "final" del encuentro su conjunto estaba "cerca de la victoria".

"El gol nos golpeó, porque no habían tenido situaciones importantes, más allá de que el Real Madrid sí había tenido el dominio del juego, y nos encontramos 1-0 sin apenas ocasiones de gol. Y nosotros, a partir de ahí, sufrimos hasta el minuto 20. Los dos cambios nos vinieron muy bien, le dieron agilidad en el medio y liberamos a Correa cuando salió Fernando", dijo en rueda de prensa.

"Y nos quedamos con un sabor amargo, porque se empató, pero se sentía que al final del partido estábamos cerca de la victoria", continuó el entrenador, que abundó en la sustitución de Torres, un delantero, por Thomas, un centrocampista, con 1-0 en el marcador: "Es instinto de lo que el equipo creo que necesita".

"Fernando estaba haciendo un partido fantástico. Peleó, chocó, tuvo una situación que el arquero lo apretó muy bien. Pensé que necesitábamos el equipo un paso más adelante con la agilidad de Correa, que pensé que podía conectar con Griezmann", añadió. El gol del empate lo sirvió el argentino y lo anotó el atacante francés.

También fue preguntado por el último cambio. Estaba preparado Alessio Cerci, empató el Atlético y salió José María Giménez. "Porque pensaba que con Giménez podíamos ganar el partido de pelota parada, porque Giménez es un goleador de pelota parada. El cambio estaba entre Cerci y Giménez antes de que hiciéramos el gol. Cuando hicimos el gol, seguí pensando en tener un futbolista que nos pueda dar un gol, más de pelota parada", valoró.

Y resaltó la actuación de sus futbolistas: "Hoy creo que Griezmann hizo un partido enorme, en el mismo nivel que Savic y Godín. El partido de Savic, Godín, Filipe, Gabi y Griezmann fue enorme. Está claro que, por eso, hemos sacado un resultado bueno. Nos quedamos con esa sensación de que podíamos haber ganado", agregó, antes de hablar más del atacante francés.

La pregunta terminó con un 'si pierden a Griezmann para la próxima temporada'; la respuesta comenzó: "No sé a donde se va a ir". Y luego continuó: "Las palabras no alcanzan para describir a un jugador que tiene ilusión. Más allá de lo bueno que es, trabaja, corre, se mete dentro del área... A mí esas cosas me emocionan de cualquier futbolista. Cuando un jugador talentoso se entrega como lo hace Griezmann es un doble placer ver cómo hace las cosas".

Y remarcó su orgullo por ser el jugador que es actualmente Griezmann, en esa evolución de extremo, cuando vino de la Real Sociedad, a delantero que gana partidos: "Sí. Sinceramente sí, porque me peleé con un montón de gente o discutía con un montón de gente porque lo ponía en el medio y me decían que este chico vino para jugar en banda, pero este chico tiene buenas diagonales cortas, buen giro con pelota, cabecea bien... A él le ha costado. Le costó mucho los primeros cuatro meses. Me pone contento lo que le está pasando".

Por último, nunca vio a su equipo cansado en el encuentro. "Seguro que no. Físicamente se vio a un equipo tremendo. El primer tiempo creo que sí estuvimos imprecisos, pero posiblemente a la velocidad a la cual jugamos tenemos imprecisiones y es una de las facetas donde insistimos en mejorar", explicó. EFE


¿Qué te pareció la noticia?
0