Copa Sudamericana miércoles 28 de octubre de 2015

PARA TODA LA REPÚBLICA: Luqueño elimina a Paranaense y llega a las semifinales

Sportivo Luqueño logró revertir el 1-0 de la ida, se impuso por 2-0 ante Atlético Paranaense y clasificó a las semifinales de la Copa Sudamericana 2015. Jorge Ortega y José Leguizamón hicieron los goles para un pase histórico en los 94 años de vida institucional del Chachón.

¡Fiesta completa! Sportivo Luqueño se metió entre los 4 mejores de la Copa Sudamericana tras eliminar al Atlético Paranaense. El Auriazul se impuso por 2-0 y escribió una página dorada en su historia con los goles de Jorge Ortega y José Leguizamón.

EL PARTIDO. Luqueño salió con la "rabia" tras la ida en Curitiba y consiguió igualar la serie con un gol tempranero de Jorge Ortega. El delantero recuperó un balón cerca de la media luna, con un sombrerito eludió a su marcador y luego con otro globito sobre el portero puso la pelota en las redes del arco sur del Feliciano Cáceres sobre los 3'.

El primer objetivo fue alcanzado, pero Luqueño en vez de buscar la segunda conquista le dio la pelota al rival y buscó el contragolpe. En este tiempo, los de Rivera retrocedieron algunos metros, pero no pasaron grandes sofocones.  

En una de las contras, Marcelo Báez remató fuerte tras una pifia de Ortega, pero atento estuvo Weverton para impedir el segundo grito de la noche en la Ciudad de la Música.  

PENAL. Con gran habilidad, David Mendieta se sacó la marca, se metió al área y recibió el empujón de Hernández. El juez del partido no dudó en castigar la acción con penal y José Leguizamón transformó en gol.  

El portero Weverton adivinó la dirección del tiro pero cedió rebote y ahí estuvo de vuelta el defensor goleador para empujar y marcar el segundo tanto sobre los 35 minutos.  

ERA ROJA. A los 45' el portero Weverton le propinó un codazo a Jorge Ortega tras un ataque auriazul. La acción debió ser penal y roja para el jugador del Atlético Paranaense, pero el juez Cristian Ferreyra y sus asistentes no tomaron ninguna determinación.  

COMPLEMENTO. La visita salió con la necesidad de marcar un gol para avanzar y por momentos hizo retroceder al equipo paraguayo. Jorge Chena y toda la defensa de Luqueño pusieron el empeño para sostener como sea la ventaja.  

CHENA. El portero de Luqueño comenzó a agigantar su figura en el campo y sobre los 68' protagonizó una gran tapada. Nikao conectó un centro desde la izquierda y el arquero con una providencial intervención evitó el descuento.  

DRAMÁTICO. El local se resguardó en la recta final y eso le agregó esa cuota de dramatismo al partido. Los minutos finales fueron tensos, con algunas salidas con Óscar Ruíz. Esa tensión se alivianó cuando a los 85' Nikao vio la roja por una agresión a Di Vanni.

El final del partido marcó la continuidad de una fiesta que arrancó desde la madrugada. El Auriazul llega a una histórica instancia y ahora espera rival en las semifinales de la Copa Sudamericana.