Superclásico domingo 03 de mayo de 2015

Por mirar al línea, Javi se comió un gol en el clásico

Carlos Javier Acuña tuvo un par de chances para marcar en el clásico, pero una de ellas fue muy clara. Diego Barreto le ganó en un mano a mano y el delantero confesó que su error fue mirar al asistente, por creer que se encontraba en offside.

Para el delantero de Olimpia, el empate 1-1 ante Cerro Porteño es justo, aunque consideró que su equipo hizo más en el campo y él mismo contó con una chance clarísima para anotar lo que podía ser entonces la igualdad.

Acuña se encontró solo frente al arco, pero su pecado fue pensar que estaba en posición adelantada. El delantero confesó que en un instante miró al asistente y al volver a mirar el balón se encontró con el veloz arquero Diego Barreto tapando el ángulo de remate.

"Creí que estaba en offside, miré al línea. Fue un fallo mio. Cuando me fijo otra vez en el balón, Barreto achicó súper rápido y desvió con el pie", dijo el jugador.

"Una pena que no quiere entrar el gol", añadió el atacante que dijo que no está molesto por su falta de acierto, pero sí con el resultado porque querían quedarse con los tres puntos.

Sobre el final del partido, Olimpia rescató un empate con el gol de Cristian Ovelar. Cerro se había puesto arriba en el marcador en la primera etapa con una gran definición del chico Sergio Díaz, quien se convirtió en el jugador más joven en anotar en un superclásico rompiendo la marcar del ex azulgrana Juan Manuel Iturbe.

¿Qué te pareció la noticia?
0