Por una producción más convincente en la Libertadores

Ahora les llegó el turno a los últimos campeones del fútbol paraguayo. Guaraní y Libertad entran en escena en la Copa Libertadores de América aguardando que el nivel futbolístico de ambos mejore, andan irregular por encima de cualquier puntaje en el Apertura, no dan muestras de seguridad y esa es una asignatura pendiente, sumado al esfuerzo económico, en especial por la dirigencia de Dos Bocas que no escatimó a la hora de sumar refuerzos.

En tanto, la Sudamericana sigue su marcha con fechas distanciadas entre juegos de ida y vuelta. Así está Cerro que tras su frustrante empate en Sajonia ante Caracas esperará hasta el 11 de mayo cuando sabrá su futuro en Venezuela. Mucho tiempo va a correr todavía y el mismo entrenador del rival de turno fue claro en señalar que no sabe si contará con el mismo plantel.

Por su parte, Luqueño que cayó en Colombia está en la misma situación, la revancha está marcada para el 9 de mayo y con una variante, tiene nuevo entrenador, Adrián Coria. Lo que viene, decíamos más arriba, es la fase de grupos en la Libertadores y para ello están listos aborígenes y albinegros, ambos afuera primero con adversarios que no son de nombre, aunque eso no significa que sean accesibles.

Guaraní, este martes cotejará ante el Iquique chileno cuyas participaciones internacionales no son muchas, tres en la Sudamericana y con esta será su segunda participación en la Libertadores. En el orden local es el subcampeón trasandino y al decir de su público el entusiasmo es grande. En esta serie están Zamora de Venezuela y el Gremio de Porto Alegre que incorporó últimamente a Lucas Barrios, proveniente de Palmeiras.

En cuanto a Libertad, un día después medirá al Sport Boys de Santa Cruz, desconocido en el orden continental, contando con solo cuatro años en Primera en el fútbol de su país ascendiendo a la categoría principal en el 2013 teniendo en su plantilla a un afamado como el  Bichi  Fuertes, el goleador histórico de Colón de Santa Fe y cuya participación en el balompié boliviano fue una atracción especial antes de su retiro del campo profesional teniendo 40 años.

Junto a Libertad y Sport Boys Warnes están el Atlético Mineiro y Godoy Cruz de Mendoza (tercera intervención en Libertadores) que incorporó al ex-Cerro Porteño Danilo Ortiz proveniente de Racing contando además con Diego Vera en su plantel.

El Atlético Mineiro campeón de la Libertadores en el 2013, aseguró el año pasado los concursos de Robinho y Fred para el ataque, siendo las contrataciones más fuertes.

A la espera

  

Faltan dos todavía y son Nacional y Sol, estos en la Sudamericana. La Academia que le cuesta sumar puntos en el Apertura (se vio visiblemente perjudicado por el arbitraje de César Herebia ante Libertad) irá a Belo Horizonte para disputar el 4 de abril frente a Cruzeiro, que dirige el DT Mano Menezes, técnico de Brasil entre 2010 y 2012.

Los unicolores se presentarán también afuera el 6 de abril ante Estudiantes de Caracas, otro de los nuevos siendo una incógnita futbolística. Este sistema que resulta rarísimo en Libertadores y Sudamericana será una cuestión de costumbre, de momento muy frío y poco contagiante.

Ganar o ganar

La cosa no viene bien. La selección absoluta está sobre el límite por su magro puntaje en las eliminatorias. Se acerca el encuentro ante Ecuador marcado para el jueves 23 en el Defensores. Arce ya tiene en borrador los nombres y falta el anuncio oficial de los convocados, siendo los primeros los que juegan en el exterior. No hay margen para el error, la albirroja se juega la vida y se debe tomar conciencia de lo difícil que representa, habrá que saber administrar las emociones y dejar de lado los traumas producidos por las derrotas frente a Colombia y Perú de local. El equilibrio se debe lograr en el campo de juego, puesto que un resultado que no sea el triunfo dejaría a Paraguay al borde de la eliminación. Su oponente está mucho más tranquilo y jugará con los nervios del cuadro nacional.