Champions League miércoles 15 de abril de 2015

Porto quiere dar la sorpresa ante un Bayern marcado por bajas

Porto y Bayern de Múnich miden fuerzas en unos cuartos de final de la Champions marcados por las numerosas bajas del conjunto germano, ausencias que alientan las esperanzas de los portugueses de dar la campanada.

El equipo entrenado por Pep Guardiola es el claro favorito, una condición que deberá confirmar en el campo ante los "dragones" dirigidos por su compatriota Julen Lopetegui, los únicos que no han perdido ni un solo partido en esta edición de la Liga de Campeones y que confían en el apoyo de su afición para adelantarse en la eliminatoria.

El duelo de mañana coloca frente a frente a dos equipos con idea futbolística similar, reflejo de dos técnicos pertenecientes a la misma escuela: posesión, control y toque son sus principales señas de identidad.

Sin embargo, los mimbres con los que cuenta cada uno para hacerla realidad son bien diferentes. Ante la veteranía en estas lides de la plantilla germana destaca la falta de experiencia al máximo nivel de de los lusos, cuyo "once tipo" es muy joven y la media no llega a los 25 años.

El Bayern llega al partido de ida contra el Oporto en medio de una racha de lesiones que ha llevado al entrenador, Pep Guardiola, a experimentar con cambios de sistema que hasta ahora han tenido éxito en lo que a los resultados se refiere.

Delante, faltan Arjen Robben, con un desgarre en los abdominales, y Franck Ribery, con un golpe en el tobillo. En el centro del campo son baja Javi Martínez, en proceso de recuperación tras una larga lesión de rodilla, David Alaba, que estará ausente por varias semanas, y Bastian Schweinsteiger, que se quedó en Múnich con un virus.

La lista de bajas la completan el central Mehdi Benatia y el tercer portero Tom Starke.

Una luz de esperanza en medio de los partes médicos ha sido el regreso de Thiago Alcántara, que volvió a ser titular el sábado en la victoria por 3-0 contra el Eintracht Frankfurt, cuando jugó los primeros setenta minutos.

El retorno de Thiago le permitió a Guardiola recurrir a un 4-4-2, con un rombo en el medio campo, después de que en los partidos anteriores, contra el Borusia Dortmund en la Bundesliga y contra el Bayer Leverkusen en la Copa de Alemania, optase por un esquema sorprendentemente defensivo para evitar contragolpes.

Si los partidos contra el Dortmund y el Bundesliga llevaron a algunos a sugerir que Guardiola había descubierto las virtudes del "catenaccio", pues por momentos jugó con una defensa de cinco hombres, el duelo contra el Eintracht hizo que se volviesen a ver las virtudes emblemáticas del Bayern.


En todo caso, el Bayern ha logrado pasar esos tres partidos sin encajar un solo gol y con el ingreso de Thiago es posible explotar mejor las condiciones ofensivas de otros jugadores como Mario Götze, Thomas Müller y, sobre todo, Robert Lewandowski.

Es de esperar que mañana Guardiola juegue con una línea de cuatro hombres en la que Rafinha y Juan Bernat son fijos como laterales. Jerome Boateng -que fue baja contra el Eintracht por lesión- está recuperado y es de esperar que sea titular junto al brasileño Dante.

Por delante de la línea de cuatro jugará Xabi Alonso y el rombo será completado por el capitán Philip Lahm, Thiago, y Götze, con Müller y Lewandowski en el frente de ataque.

El Bayern presume de inmaculado historial en suelo luso -donde no ha perdido nunca- para creer en el triunfo, aunque una de sus derrotas históricas más dolorosas fue precisamente contra el Oporto en la final de la Liga de Campeones de 1987 jugada en Viena.

Este antecedente es precisamente uno de los datos a los que se agarran los "dragones" para creer en sus opciones, ya que también entonces eran vistos como un rival propicio frente al poderío alemán.

La actualidad del emblema portugués pasa por el delantero colombiano Jackson Martínez, duda hasta última hora por una lesión que previsiblemente le impedirá participar mañana en el encuentro, ya que hoy no entrenó en el campo junto al resto de sus compañeros.

El punta es el pichichi y el capitán del conjunto luso, una sensible ausencia que volverá a dar una oportunidad al camerunés Aboubakar, de 23 años, cuyas meritorias actuaciones lo han revalorizado.

Tampoco estará el extremo español Tello, igualmente por lesión, así como su compatriota Marcano, en su caso sancionado, cuyos lugares en el once serán ocupados por el portugués Ricardo Quaresma y el holandés Martins Indi, respectivamente.

La profundidad de los laterales brasileños Danilo y Álex Sandro, la capacidad para aguantar el centro del campo del triángulo formado por Casemiro, Óliver y Héctor Herrera, así como la creatividad del argelino Brahimi -erigido en el faro del equipo desde su fichaje- son claves para los blanquiazules.

El Porto no conoce la derrota desde el pasado 25 de enero y acumula en estos dos meses y medio diez victorias y dos empates, una positiva racha de resultados que le ha permitido recortar distancias en Liga y acechar al Benfica, del que ahora sólo le separan tres puntos.

A la espera de quemar sus últimos cartuchos en el campeonato nacional, la Liga de Campeones se ha convertido en el mejor aval para la continuidad de Lopetegui, ya que los "dragones" ya fueron eliminados de las dos competiciones coperas lusas.

Alineaciones probables:

Porto: Fabiano; Danilo, Maicon, Martins Indi, Álex Sandro; Casemiro, Óliver, Héctor Herrera; Brahimi, Ricardo Quaresma y Aboubakar.

Bayern: Neuer; Rafinha, Boateng, Dante, Bernat; Xabi Alonso; Lahm, Thiago; Götze; Müller, Lewandowski.

Arbitro: Velasco Carballo (España)

Estadio: Do Dragao

Hora de inicio: 14:45 hora paraguaya.

¿Qué te pareció la noticia?
0