¿Qué tendrá el gordito?

Ernesto Raúl Álvarez Fleitas, o simplemente 'el Pinti', como le llaman sus amigos, es uno de esos jugadores que hacen que de alguna u otra manera en algún momento te preguntes: ¿Qué tendrá el gordito?

Lo que en realidad para él, no resulta un problema, porque el delantero de 27 años es de esos que rompe con todos los esquemas establecidos, lo que en verdad sorprende y gusta a cualquier apasionado seguidor del fútbol, como deporte que despierta la mayor de las pasiones.

Nos encantan aquellos que cuando menos aparentan, más saben con la pelota. Podría mencionar a varios futbolistas, quienes tiempo atrás cual Pinti, callaban un montón de bocas.

Pero los recuerdos más atropellados se quedan con aquella cabellera larga, pecho inflado y cuerpo robusto de un número 10 diferente, un tal Salvador Cabañas.

Sin embargo, el Pinti, nace, crece y se hace solo. 17 goles lleva marcados en 21 partidos con la camiseta azul y todo comenzó en un partido jugado ante nada más y nada menos que un grande, Olimpia y sustituyendo en cancha a un gigante, el uruguayo Sebastián 'el Loco' Abreu.  

Cumpliendo el sueño de cualquier chico de barrio, este gordito le suma a su talento; técnica y habilidad, además de una soberbia capacidad de definición para encontrar siempre el lugar exacto, el hueco perfecto, el espacio ideal por donde hacer que el balón llegué al fondo de cualquier arco.

'Pinti, pinti, pinti', corea el público ese casi nombre de un ídolo que hoy se puede decir, sin tapujos que pasa por su mejor momento, ese particular lapso de tiempo que no se puede dejar esfumar como si no pasará nada, porque estaríamos cometiendo un grave error.

Podría continuar estás líneas llenando de elogios al viento, pero preferiría que el enamorado del gol siga demostrando sus virtudes, maravillando a toda la afición, haciendo que los niños en las canchitas finjan ser él por unos minutos y escribir solo una última oración:

    
Teléfono Chiqui, el Pinti es paraguayo.