Fútbol Internacional miércoles 03 de junio de 2015

Rafa Benítez es el nuevo estratega del Real Madrid

Rafael Benítez, presentado este miércoles como nuevo entrenador del Real Madrid para las tres próximas temporadas en sustitución del destituido Carlo Ancelotti, se defendió de aquellos que dicen que es un técnico muy defensivo y recordó que con el Nápoles, durante dos temporadas consecutivas, marcó 104 goles, récord del club italiano.

Tras ofrecer unas primeras palabras en el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu llenas de emoción y que casi no pudo acabarlas porque estuvo a punto de llorar, Benítez acudió a la sala de prensa de su nuevo campo para atender por primera vez a los medios de comunicación.

Después de proclamar a los cuatro vientos su emoción, dio sus primeras impresiones sobre un club que ya conoce y quiso dejar claro que intentará jugar bien para lograr títulos. Y, sobre todo, resaltó que no es un entrenador defensivo.

"Hoy, más que hablar de la idea del sistema y de nombres propios, puedo exponer mi idea de trabajo. Se me acusa de defensivo, pero el Nápoles hizo 104 goles dos temporadas seguidas, un récord. El entrenador puede tomar decisiones, pero no me preocupa poner a uno u otro porque son todos buenos y es acertar siempre", resaltó.

También explicó cómo se forjó su fichaje por el Real Madrid y reconoció que hasta que su anterior equipo, el Nápoles, no jugó su último partido ante el Lazio, no pensó en el club que preside Florentino Pérez.

"Hice una rueda de prensa con De Laurentis (presidente del Nápoles) en la que comunicamos que no continuaba. Había que comunicarlo para que el equipo estuviera con la mente puesta en el último partido. A raíz de esa rueda de prensa, hubo contactos con mi representante. No quería saber nada hasta después del último partido. A partir de ahí comenzaron los contactos", explicó.

Después, fue desgranando poco a poco su próximo proyecto y no quiso dar nombres propios como el de Iker Casillas para centrarse solo en aspectos técnicos de su trabajo. Y, en múltiples ocasiones, declaró la "ilusión que siente por haber sido elegido para entrenar al Real Madrid.

"Es un día especial, muy emocionante. Una gran ilusión. Volver a esta casa era uno de los objetivos. Es la sensación de que se cierra un círculo que sea lo más largo posible. Un día de emoción y un día muy emocionante para mí", señaló.

"Me vienen muchos recuerdos, cuando entrenaba el Bernabéu. Esos recuerdos emocionan. Es un reto, una motivación continua y saber que tienes una institución detrás. Mi planteamiento es disfrutar en un gran equipo y no centrarme en aspectos individuales. Hay una gran plantilla, un gran grupo y disfrutaré de la calidad de los jugadores independientemente del nombre del jugador. Hoy no es el día", agregó.

Cuestionado por si necesitará un director deportivo para confeccionar la plantilla, recordó que lleva muchos años trabajando con diversos equipos y al Real Madrid llega con la idea de ponerse a disposición del club dando siempre su opinión.

"La plantilla tiene calidad y tengo que sacar el máximo a estos, que son muy buenos. El Madrid es un club tan importante que siempre está mirando lo que puede ocurrir en el mercado. Gran plantilla y grandes futbolistas", aclaró.

Además, insistió en que sus jugadores tienen que jugar lo mejor posible para ganar "con una idea clara" sobre qué hacer "independientemente" del sistema que aplicará en cada alineación.

"Tiene que jugar bien y buscar ganar. A partir de ahí, se le pueden dar muchas formas al sistema. Hay que atacar, marcar goles y si es posible jugar bien".

Respecto a si el apoyo que mostraron muchos jugadores a Carlo Ancelotti cuando se fue del club puede ser perjudicial para él, indicó que ese acto fue "muy positivo" y reconoció que espera que cuando algún día, cuando abandone el equipo, obtenga ese mismo respeto.

Asimismo, bromeó cuando fue preguntado qué siente al ser el décimo entrenador de Florentino Pérez: "El número es muy bueno, cuando te dan un diez en España es muy bueno. Ser el diez y tener la décima, está bien. A mí cuando me ponían un diez me ponía muy contento y espero estar muy contento muchos años".

Por último, manifestó que en un club como el Real Madrid "ser primero es lo que vale" e incidió en que ser segundo en el conjunto blanco, "no vale nada". El objetivo es intentar ganar todo lo que se pueda. Si con el Nápoles, con otra plantilla de otro nivel, hemos competido en tres competiciones, aquí hay que ganar siempre el próximo partido sea el que sea", finalizó. EFE


¿Qué te pareció la noticia?
0