Otros Deportes martes 30 de agosto de 2016

Ricardo y Gabriela, el amor sobre un tablero de Ajedrez

Dos ajedrecistas paraguayos tuvieron su luna de miel en un torneo catalán.

Por Pedro García Garozzo

El XVIII torneo internacional "D'escacs de Sants, Hostafrancs i la Bordeta, Cataluña", contó con la participación de cinco trebejistas paraguayos. Más allá del aspecto deportivo que este certamen, preparatorio para la olimpiada de Bakú, representó para sus participantes, dos de los protagonistas nacionales, Ricardo Kropff y Gabriela Vargas, hoy convertidos en marido y mujer, gracias al ajedrez, resaltaron nítidamente por su decisión de jugar el torneo, como parte de su luna de miel.

Después de completar gestión en Cataluña, la pareja participará de la Olimpiada de Azerbaiyán y al regreso lanzarán su propia academia que llevará el nombre de Bobby  Fischer, en homenaje al genio estadounidense.

El importante medio ajedrecístico internacional Chessbase.com, le dedica una amplia nota, como muestra de lo arriba mencionado.

Condesamos algunos de los aspectos principales del reportaje:

La pasión por el ajedrez no tiene límites. Da buena muestra de ello la pareja paraguaya recién casada que ha acudido a pasar la luna de miel en el torneo de Sants. Ella es Gabriela Vargas Talavera, 27 años, informática, cuatro veces campeona de Paraguay y primera de su país en convertirse en WFM.

Él es Ricardo Kropff, 47 años, ingeniero, IM y capitán del equipo olímpico paraguayo, también campeón nacional.

Gabriela se puso a estudiar para poder vencerle al hermano que le enseñó a mover los trebejos y descubrió su entusiasmo por este deporte. Desde entonces no ha parado hasta ser la mejor jugadora de Paraguay. A él le "atrapó" un libro del maestro Bobby Fischer, que llegó a sus manos cuando tenía 10 años.

Se conocieron hace 13 años jugando el nacional de Paraguay, pero el amor no surgió hasta hace cuatro, tras compartir innumerables partidas, torneos y olimpiadas de ajedrez. Hace tan solo veinte días se dieron el sí quiero.

En la ceremonia tampoco faltó el componente ajedrecístico, claro, en homenaje al deporte que les unió. Pero no acaba aquí. La pareja de Asunción decidió pasar la luna de miel compitiendo juntos en el Open de Sants. La pasión por el ajedrez no tiene límites, no hay duda.

Entran en el Auditorio del Open concentrados. Ambos visten la camiseta de la academia que han creado juntos, Academia de Ajedrez Bobby Fischer. Esta mañana, como cada día de competición, han preparado la partida, analizando a sus rivales y visualizando cómo jugarles. Después han tenido tiempo para visitar la ciudad. Buscan sus tableros, hoy jugarán cerca el uno  del otro. Se hablan, "en paraguayo", como dice Ricardo al ver que no he entendido lo que se han dicho. Es bonito verles interactuar.

Explicadme un poco más sobre vuestra boda, he visto que el componente ajedrecístico tampoco faltó en esa ocasión... ¿Hubo algo más en la boda relacionado con el ajedrez? ¿Asistieron jugadores de ajedrez de vuestro país? ¿Por qué celebrar la luna de miel compitiendo un torneo?

Hay que entender que el ajedrez es una actividad extremadamente absorbente. Ocupa muchísimo tiempo mental. Un deportista de otra disciplina tiene mucho más fácil el desconectar, el dejar de pensar en el juego. Un ajedrecísta sueña con partidas. Recuerdo a un periodista deportivo en mi país que no hablaba del deporte del ajedrez, sino de la obsesión del

AJEDREZ. Sabíamos que íbamos a participar en las Olimpiadas de Bakú, así que aprovechamos el viaje para participar en el Open de Sants y prepararlas. ¿Por qué os decidisteis por el Open de Sants? ¿Es la primera vez que participáis en el torneo?

      Embed

Gabriela: El Open de Sants es muy famoso. Se conoce en el mundo entero. Surgió la posibilidad de que la Federación Paraguaya de Ajedrez pagase mi viaje para participar en la competición y la tomamos. Es la primera vez que participo en el torneo y quiero que me sirva para las Olimpiadas de Bakú (Azerbaiyán) que se celebran a partir del 1 de septiembre.

Ricardo: Mucha gente está haciendo el preparatorio previo a las Olimpiadas aquí en Sants. Hay muchísimos jugadores del Open a los que veremos compitiendo en Bakú, de entre ellos también el equipo olímpico de la Federación Paraguaya, del que soy capitán, que contará con la representación de 12 jugadores, 5 que ya están aquí y 3 más a los que nos uniremos allí en Bakú. Por una cuestión de idioma también es más atractivo para muchos jugadores de Latinoamérica venir a jugar a Barcelona. Y claro, también vinimos para visitar la ciudad.

      Embed

¿Continuaréis vuestro viaje de novios después de las Olimpiadas?

Gabriela: Tras el viaje volvemos a Paraguay para lanzar la academia de ajedrez que hemos creado hace tres meses en Asunción. Ahora tenemos unos días libres antes de las Olimpiadas que aprovecharemos.

  

Explicadme un poco sobre la academia.

Gabriela: Llevamos muchos años dedicándonos a dar clases de ajedrez así como a trabajar en el sector público dentro del mundo del deporte como entrenadora de ajedrez en la Secretaría Nacional de Deportes de Paraguay además de en otros clubes. Con esa experiencia adquirida, decidimos montar una academia de ajedrez para niños, jóvenes y adultos que se llama "Academia de Ajedrez Bobby Fischer" y en la que, además de formación en el ajedrez de competición, también utilizamos el ajedrez como herramienta psicopedagógica.

Ricardo: El ámbito de la formación en ajedrez en Paraguay tiene aún mucho  margen de desarrollo, por eso hemos querido apostar por ello. Además de nuestra experiencia como profesores hemos estado formándonos y aprendiendo sobre la vertiente pedagógica del juego. Es un deporte muy útil para el desarrollo cerebral de un niño. Ayuda a sus procesos de aprendizaje y al desarrollo de la concentración, entre otras cosas.

En casos de autismo por ejemplo, se ha demostrado que el ajedrez es muy beneficioso para que desarrollen estructuras de orden en su mente. Ahora la academia cuenta con los alumnos que teníamos antes de crear el proyecto. Cuando volvamos nuestra intención es abrirla a todo el público.

CLASIFICACIÓN FINAL PARAGUAYA

La ubicación final de los cinco integrantes de la selección paraguaya que participaron en el torneo de Sants y que ahora van a representarnos en la olimpiada de Bakú quedó así:

Axel Bachmann 15o.

José Cubas 40o.

Matias Latorre 50o.

Ricardo Kropff 178o.

Gabriela Vargas 219a.

Participaron en el certamen 336 ajedrecistas de las más diversas latitudes.


¿Qué te pareció la noticia?
0