Champions League viernes 16 de marzo de 2018

Roma, una revelación que quiere seguir sorprendiendo

La Roma es, junto al Sevilla, la gran revelación de esta Champions League y encara los próximos cuartos de final de esta competición contra el Barcelona con la ambición de seguir sorprendiendo a los grandes de Europa.

Tras pasar como líder del grupo C, considerado como el "grupo de la muerte" de esta edición de la Champions League, al eliminar al Atlético Madrid y al preceder al Chelsea, el Roma derrotó al Shakhtar Donetsk en los octavos de final de la Champions y ahora quiere seguir soñando.

El conjunto romano perdió el pasado verano al egipcio Mohamed Salah, vendido al Liverpool, y al medio argentino Leandro Paredes, lo que provocó muchas dudas sobre el trabajo realizado por el director deportivo, el español Ramón Rodríguez "Monchi".

Unas incertidumbres que fueron despejadas por los grandes resultados obtenidos por el Roma en Europa, que accedió en esta campaña a unos cuartos de final de la Champions League a la que no llegaba desde hace diez años.

El nuevo Roma, entrenado por el técnico Eusebio Di Francesco, es un equipo que se inspira en la filosofía de juego española, basada en la atenta gestión de la posesión del balón, la rapidez en las bandas y la gran técnica individual de todos los once titulares.

El conjunto "giallorosso" juega con un 4-3-3 que tiene sus dos principales puntos de fuerza en la portería y en la delantera.

El portero, el internacional brasileño Alisson Becker, se ha convertido en un auténtico líder de los romanos y sus grandes prestaciones han sido fundamentales para los resultados positivos conseguidos por la Roma tanto en Europa como en la Serie A (Primera División).

Alisson, exmeta del Internacional de Porto Alegre, lidera una defensa que también puede contar con una pareja de zagueros que se completan, al contar con la fuerza física del argentino Federico Fazio y con la rapidez del griego Kostas Malolas.

Por lo que atañe a la delantera, la Roma luce al bosnio Edin Dzeko, un jugador que el año pasado marcó 39 goles: nunca ningún futbolista del equipo romano había marcado tantas dianas en una temporada.

Pese a que a veces se le reproche la poca agresividad que muestra en el campo, Dzeko cuenta con números significativos también en esta campaña.

Suma 13 goles en la Serie A y marcó cuatro en la Champions League, incluida la diana decisiva endosada al Shakhtar Donetsk el pasado martes para sellar el pase a cuartos.

Sin embargo, la Roma también puede contar con la técnica y la fuerza física del belga Radja Nainggolan, con la experiencia de Daniele De Rossi o con la rapidez del argentino Diego Perotti, un titular fijo en el carril izquierdo de los "giallorossi".

El último doble enfrentamiento entre la Roma y el Barcelona se disputó en la fase de grupos de la temporada 2015/2016: el choque terminó 1-1 en el Estadio Olímpico romano mientras que el club azulgrana arrolló al romano con un 6-1 en el Camp Nou.

"Salió del sorteo uno de los mejores del mundo, con el mejor jugador del mundo, (el argentino, Lionel) Messi", dijo Di Francesco tras conocer el emparejamiento con el Barcelona.

Tras sorprender a Europa con sus grandes resultados ante el Chelsea y el Atlético Madrid, el técnico del Roma pidió a sus jugadores que se midan con el Barelona con "entusiasmo y confianza", para perfilarse aún más como el auténtico descubrimiento de esta campaña. EFE

¿Qué te pareció la noticia?
0