Paraguayos en el exterior miércoles 04 de marzo de 2015

Roque Santa Cruz dice que sólo acallará críticas jugando

El paraguayo Roque Santa Cruz, delantero del Cruz Azul mexicano, dijo hoy que la afición del equipo tiene todo el derecho de opinar sobre él y sólo acallará las posibles críticas jugando de forma constante.

Santa Cruz, de 33 años, estuvo fuera de las canchas por seis semanas luego de que sufrió un desgarre en el muslo derecho en la segunda jornada del Clausura, el 17 de enero, pero su larga rehabilitación puso a dudar a sus seguidores.

"La afición tiene derecho a opinar y siempre va a tener su punto de vista sea cierto o no. Yo estoy tranquilo porque vine a trabajar, porque la gente que sigue de cerca la recuperación lo entiende así y tampoco me molesto con ellos (los aficionados)", dijo Santa Cruz en conferencia de prensa.

"Me imagino que si yo estoy frustrado por no poder jugar, la gente también lo estará y es entendible, pero la única manera de poder responder a lo que la gente piense es jugando" añadió.

El paraguayo, exjugador del Málaga español, sabe que el equipo no gana un título desde el Torneo Invierno 1997.

"Hay muchas ganas de ver a Cruz Azul campeón y también hay muchas ganas de poder ayudar de los que vamos llegando", apuntó.

Santa Cruz se mostró complacido por tener la oportunidad de entrenarse. "Una vez que pueda (jugar) se van a responder las preguntas y las interrogantes. Como siempre dije, al final se nos va a medir por el éxito que tenga el equipo".

Dijo que aunque juegue todos los partidos, si el equipo no sale campeón las críticas van a estar ahí.

El exjugador del Bayern Munich alemán reconoció que es complicado para cualquier futbolista no poder jugar. "Es una situación muy incómoda".

Explicó que su forma de ser, de entregarse y jugar al límite le provocó la lesión. "Me sentí muy ansioso y muy precipitado por querer jugar, siempre voy al límite y eso acarreó un contratiempo, ahora lo ideal es concentrarme en la rehabilitación; fueron semanas difíciles de sobrellevar", finalizó. EFE